Movilidad

El tirón de las autocaravanas va ganando respaldo legal y municipal

  • El Ayuntamiento de El Puerto habilita un aparcamiento en el parking de la Pasarela pese al recelo de algunos sectores.

  • Puerto Real tiene un marcha un proyecto en Las Canteras para potenciar el turismo relacionado con estos vehículos.

Imagen de una autocaravana 'customizada' a la gaditana. Imagen de una autocaravana 'customizada' a la gaditana.

Imagen de una autocaravana 'customizada' a la gaditana. / D.C.

Comentarios 3

Viajar con la casa a cuestas es una tendencia que va ganando adeptos entre los gaditanos. Cada vez son más los que se animan bien a adquirir bien a alquilar una caravana para realizar viajes dentro y fuera de la provincia de Cádiz. En familia, con amigos o incluso en solitario. Desplazarse en una pseudo-vivienda rodante está alcanzando tanto tirón que las administraciones competentes se han visto obligadas a adoptar las medidas oportunas para respaldar y legalizar las condiciones en las que estos vehículos pueden permanecer en los núcleos poblacionales.

El Puerto

En El Puerto, la polémica sobre al aparcamiento de caravanas en el parking de la Pasarela llevaba latente más de tres años, ya que los propietarios de hoteles y otros alojamientos turísticos no veían con buenos ojos lo que consideraban una práctica al margen de la legalidad.

Este aparcamiento, que se une al casco urbano mediante una pasarela peatonal, se habilitó cuando comenzó a construirse el aparcamiento subterráneo de Pozos Dulces. Durante el año no tiene una ocupación elevada, salvo en los fines de semana fuertes del verano.

Por ese motivo, muchos caravanistas consideraban esta explanada ideal para su estacionamiento, aunque muchos de ellos también pernoctaban en los vehículos.Ante las quejas de los empresarios hoteleros, finalmente la empresa municipal Impulsa, que preside el alcalde David de la Encina, llevó al consejo celebrado en el mes de octubre la prohibición del estacionamiento de estos vehículos, al considerar que la escasa vigilancia del parking no permitía controlar si los caravanistas pernoctaban o no.

Tras la gran polvareda que levantó esta prohibición, ya que muchos sectores entendían que se estaban tirando piedras contra los intereses del turismo local, los comercios y la hostelería, finalmente se convocó a representantes de una decena de colectivos implicados en el asunto, de manera que tras escucharse a todas las partes el Consejo de Impulsa El Puerto decidió levantar la prohibición.

Algunos sectores entienden que prohibir el estacionamiento de caravanas es tirar piedras contra los intereses del turismo

No obstante, queda en el aire saber cómo se va a gestionar la prohibición de pernoctar en la zona, ya que la mayoría de los caravanistas duermen en sus vehículos. En este caso, la ley andaluza no contempla la instalación de zonas de autocaravanas en los cauces de los ríos -como ocurre en este caso- ni en el entorno de una carretera ni cerca de un monumento como es el convento del Espíritu Santo.

De momento la presión popular ha conseguido que las caravanas puedan volver a estacionar en este aparcamiento, aunque seguramente la historia tendrá todavía algún capítulo más, ya que colectivos como Horeca o la asociación de profesionales del turismo no comparten esta decisión.

Puerto Real

El Ayuntamiento de Puerto Real se propuso hace ya más de un año regularizar los estacionamientos de autocaravanas pese a que en la localidad no existía ningún problema relacionado con la afluencia de este tipo de vehículos. Todo lo contrario. Vio una oportunidad turística vinculada a la reactivación del parque de Las Canteras.

Gracias a una subvención de más de 100.000 euros del Plan Profea, se empezó a dotar al recinto ferial de Las Canteras de los servicios necesarios para convertir esa zona, que solo tiene actividad durante el montaje, celebración y desmontaje de la Feria de Primavera (entre los meses de mayo y junio), en un estacionamiento para caravanas, roulotte o furgonetas camper, que funcione de forma similar a un camping.

Motivados por la excelente ubicación -ya casi en el centro del pueblo- y la facilidad de aparcamientos para quien quiera desplazarse hasta allí con su vehículo, la obra se ejecutó y está a la espera de que se licite. Un trámite que se está alargando más de lo que se pretendía en un principio, puesto que el proyecto se ha unificado con otros servicios dentro del parque de Las Canteras, donde se quiere construir un nuevo recinto para explotarlo como bar o restaurante y que funcione como Centro de Recepción de Visitantes, con la participación del Ayuntamiento. A esto se le sumará la gestión del aparcamiento de caravanas que funcionará durante diez meses al año.

Parte de los trabajo que allí se han ejecutado han consistido en convertir los aseos del recinto ferial (ubicados en la trasera de la Caseta Municipal) en un espacio adaptado para los usuarios del camping, con aseos y duchas. También se ha trabajado en las canalizaciones de luz y agua, que ya estaban dando servicio a los feriantes.

Según el responsable de Urbanismo, Antonio Villalpando, lo que se quiere es "convertir el recinto ferial en un espacio para el turismo que se use como campamento base para conocer la ciudad. Sería como instalarse en plena naturaleza al mismo tiempo que estás en el centro urbano. Eso no lo tiene todo el mundo, pero Puerto Real sí".

Chiclana

A diferencia de El Puerto y Puerto Real, las Ordenanzas Municipales de Circulación de Chiclana prohíben el estacionamiento de autocaravanas “con vocación de permanencia” en todo el término municipal, según detallan desde del Ayuntamiento chiclanero a raíz de la polémica surgida en El Puerto respecto a los aparcamientos de este tipo de vehículos en esa ciudad. En el caso de Chiclana, el Consistorio deja bien claro que desde hace años se sanciona a las autocaravanas que acampan en la localidad, ya que arrojan 'aguas sucias' en las calles o parcelas que no están adecuadas para ello.

No obstante, en el reglamento municipal se contempla que puedan aparcar en calles o barriadas, eso sí, sin que se haga vida en esos vehículos. Además, también está autorizado pasar noche dentro de la autocaravana como si fuera cualquier otro vehículo, pero sin arrojar ningún tipo de residuos a la vía pública. En cualquier caso, la Policía Local mantiene la vigilancia para que las autocarvanas no acampen en el municipio, si bien se trata de una población costera con más de 8 kilómetros de franja litoral que hace difícil llevar a cabo un exhaustivo control.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios