Provincia

La aventura Quetzal-BBVA llega a Rota

  • Unos 300 expedicionarios, de la mano de Miguel de la Quadra Salcedo, embarcan en el 'Galicia' antes de partir hacia Málaga

Comentarios 1

Tras su llegada y recorrido por la capital de España, procedentes de un largo viaje de expedición por Colombia, los chicos de la Ruta Quetzal-BBVA partían a primera hora de la mañana del pasado viernes con destino a Rota, donde les esperaba el buque Galicia de la Armada Española, que los llevará a bordo durante la navegación por el Mediterráneo.

Eran las 10:00 horas de la mañana cuando los chicos, ya desayunados, empezaban a subir al autobús que les llevaría hasta el sur. Caras de sueño y bastante ánimo se respiraba en un ambiente cargado de alegría y entusiasmo. Pasadas cuatro horas desde que los 'ruteros' partieran desde la capital, los autobuses que los trasladaban se detuvieron para que los chicos disfrutaran durante una hora del almuerzo y pudieran descansar de ese duro trayecto

Con fuerzas y energías cargadas, los expedicionarios, junto con el equipo de organización, los monitores y la prensa, se ponían de nuevo en la carretera con un sólo objetivo: la Base Naval de Rota. En torno a las 18:00 horas, los autobuses eran recibidos por los oficiales de la Armada Española en la localidad roteña.

Los casi 300 jóvenes pisaban tierra gaditana para embarcar en el Galicia, un buque anfibio que ha participado en labores tan importantes como el transporte de personal y material en la KFOR, en la ex Yugoslavia; o la ayuda ofrecida tras las inundaciones causadas por el huracán Mitch en Centroamérica; la limpieza de la contaminación causada por el hundimiento del petrolero Prestige y la ayuda humanitaria a Irak.

En orden y divididos en grupos, los jóvenes iban accediendo a las dependencias de este barco para instalarse en los lugares habilitados para pasar estos días a bordo. Mientras los chicos entraban, Miguel de la Quadra Salcedo hacía su aparición, siendo uno de los más aplaudidos por los chicos. De forma cariñosa fue saludando a los expedicionarios, al mismo tiempo que mantenía una conversación con el capitán del Galicia.

Una vez instalados, el hangar del barco se llenaba de jóvenes para asistir a la charla de presentación que ofreció uno de los suboficiales . Una breve historia del Galicia, algunas de sus labores más importantes y las normas de convivencia fueron los temas centrales de una charla que comenzaba con gritos de "¡Viva el Galicia!" y "¡Viva la ruta!".

Posteriormente y divididos de nuevo en grupos, los chicos se desplazaron hasta los comedores para cenar, descansar y recargar fueras para la jornada de hoy, en la que han podido conocer a fondo las instalaciones de la Base Naval de Rota y, posteriormente, partir hacia Málaga.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios