Provincia

Un armador de Barbate exige la revisión de toda la flota pesquera local

  • Demandará a Fomento por permitir que su barco navegara 8 años sin estabilidad

Manuel Rendón, armador del pesquero barbateño Siempre Virgen de Regla exigió ayer al Ministerio de Fomento que lleve a cabo en la totalidad de los barcos que componen la flota pesquera local y que fueron construidos con fondos europeos una revisión exhaustiva similar a la que se le ha aplicado a su barco y que se ha prolongado por espacio de varios meses. Este armador barbateño anunció además una demanda judicial contra la cartera ministerial que dirige Magdalena Álvarez por permitir que su barco estuviera navegando durante ocho años pese a sufrir unos problemas de estabilidad que han salido a la luz en esta revisión que se inició meses después de la tragedia del NuevoPepitaAurora.

Rendón reaccionó de esta manera tan airada tras serle constatado ayer que el Siempre Virgen de Regla tampoco tendría permiso para salir a faenar este próximo domingo, fecha en la que tenía previsto unirse al resto de la flota de Barbate para regresar al caladero gaditano. Este impedimento se produce pese a que la revisión ya ha acabado y pese a que este pesquero se encuentra ya amarrado en el puerto de la Albufera de Barbate.

Según relató ayer Rendón, el SiempreVirgendeRegla no podrá salir a faenar debido a la petición a última hora de una serie de documentos técnicos por parte de la Capitanía Marítima de Cádiz al propio armador barbateño. "Esos papeles -relata Manuel Rendón- debieron haber sido solicitados a principios de esta semana por Capitanía Marítima al astillero de Vigo en el que se construyó el barco y no ahora". De este hecho, Rendón culpa directamente al coordinador de Seguridad e Inspección de la Capitanía Marítima de Cádiz, Manuel Gotor, al que echa en cara "que no haya realizado correctamente su trabajo para que mi pesquero pudiese volver a faenar con normalidad".

Este armador barbateño tiene la intención además de pasar al cobro al Ministerio de Fomento tanto los gastos de reparación de su barco como de las pérdidas económicas sufridas por todo el tiempo que el SiempreVirgendeRegla ha estado sin faenar y que él cifra en torno a los 360.000 euros". Esta cantidad económica irá en aumento por cada día que permanezca en tierra su tripulación, que está compuesta por una veintena de marineros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios