Provincia

La anunciada moción de censura se tambalea en San José del Valle

  • El secretario del Ayuntamiento incluye al edil de IU como no adscrito, aunque éste presenta un recurso

Comentarios 1

Al PP se le puede escapar la Alcaldía de San José del Valle de entre los dedos. Si hace apenas una semana los cinco concejales del PP y el único de IU firmaban una moción de censura que el 27 de diciembre debía desbancar al alcalde actual, Antonio González Carretero (PSOE), para aupar en su lugar al popular Antonio García Ortega, ayer la situación había dado un giro inesperado y, además, de la manera más surrealista posible. Porque no es que alguno de los seis concejales impulsores de la moción de censura se lo hayan pensado mejor. La clave está en que el edil izquierdista, Joaquín Soto, firmó su baja como militante -él dice que engañado por su partido- y ese documento fue utilizado por la dirección provincial de IU para solicitar formalmente en el Ayuntamiento vallense su pase al grupo de los no adscritos, con lo que su voto no tendría valor alguno en esa hipotética moción de censura, de acuerdo con la nueva Ley Antitransfuguismo.

De momento la jugada parece que le ha salido bien a IU y al PSOE porque el secretario general del Ayuntamiento de San José del Valle ha emitido un informe en el que da la razón a la dirección izquierdista al considerar a Soto como concejal no adscrito.

Si el secretario no varía su informe, al PP le faltarían apoyos para desbancar al PSOE

Recuerda el secretario que la ley indica que si alguno de los concejales proponentes de la moción de censura deja de pertenecer al grupo político al que pertenecía al inicio del mandato, en ese caso el número de votos para que la moción prospere se incrementará en el mismo número de concejales que se hallen en esta situación. Y como considera que Soto ha abandonado ya el grupo de IU, la mayoría requerida para que la moción de censura fructificara necesitaría de siete votos en vez de seis, algo imposible para el PP. Hay que recordar que en este salón de plenos hay cinco concejales socialistas, los cinco del PP y Joaquín Soto.

La situación por tanto parece sonreír al PSOE, aunque el edil de IU presentó ayer mismo un escrito dirigido al secretario del Ayuntamiento en e que pide que varíe su postura inicial. En el mismo, este concejal dice que sigue siendo el portavoz del grupo municipal de IU "porque ni legal, ni estatutariamente el coordinador provincial de mi formación tiene atribuciones y competencias para adoptar decisiones respecto al grupo municipal de IU". "Si así se hiciera se estarían vulnerando mis derechos fundamentales recogidos en el artículo 23 de la Constitución", precisa antes de aventurar que sus diferencias con IU se terminarán dirimiendo en los tribunales.

Pero lo más jugoso de ese documento aportado ayer por Soto tiene que ver con su baja como militante. Así, dice textualmente que ese documento presentado por IU en el Consistorio "es nulo". "Esa baja no tiene validez ni surte efectos legales porque, tal como he denunciado en los órganos oportunos, se me obligó a firmarlo inducido a cometer un error por engaño de los efectos del mismo, con dolo grave y determinante, así como con intimidación y amenazas de consecuencias políticas y personales graves".

Sólo si el secretario del Ayuntamiento atiende la reclamación de este concejal volvería a reactivarse la moción de censura prevista para el próximo miércoles día 27.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios