Puerto Real

Volverán a cerrar calles del centro para favorecer la instalación de terrazas

  • Un tramo de Cruz Verde pasa a ser peatonal, mientras que otro de calle Ancha lo será sólo los fines de semana de verano

El Ayuntamiento ha retomado la idea de la peatonalización de algunos tramos de calles de la zona centro para favorecer la instalación de terrazas y veladores de bares y restaurantes. Durante la pasada Semana Santa ya se hizo una "prueba piloto" que no resultó del todo positiva, ya que, además de generar un cierto caos en la circulación por la falta de conocimiento de los conductores del cierre de muchas de las calles más céntricas, la mayor parte de los hosteleros optaron finalmente por no sacar terrazas a la calle, y quienes sí lo hicieron terminaron por desmontarlas ya que había zonas en la que los coches continuaban pasando pese a la prohibición de circular.

Pero también hubo establecimientos que vieron positiva la medida y desde entonces han venido demandando al Ayuntamiento que se apueste por la peatonalización y por la hostelería local. Así, con la llegada del verano, se ha vuelto a repetir la experiencia aunque limitando, y mucho, el número de calles que se cierran al tráfico.

Peatonalizar la calle Ancha puede ser el revulsivo para reabrir locales que cerraron"

Una de ellas es la calle Cruz Verde, en el tramo comprendido entre Amargura y Ribera del Muelle, donde un conocido restaurante ha instalado ya su terraza tras obtener los permisos oportunos. "Realmente ese tramo nunca dejó de ser peatonal ya que la señalización que se colocó en Semana Santa ha permanecido vigente, pese a que reconocemos que había infinidad de conductores que no la respetaban", dijo ayer el edil de Urbanismo, Antonio Villalpando.

Por una fórmula distinta se ha optado en la céntrica calle Ancha, en el mismo tramo de Cruz Verde (Amargura y Ribera del Muelle). En este caso será peatonal sólo los fines de semana del verano, entre las 20:00 y las 02:00 horas, aproximadamente. El horario comercial que más favorece la instalación de mesas en la calle. "Que esa calle sea peatonal, aunque sea durante un tiempo limitado, puede ser el revulsivo de la reapertura de varios locales de restauración de esa zona que están cerrados, y en los que hay emprendedores muy interesados pero precisan de terrazas para instalarse", afirmó Villalpando.

El edil dijo ser consciente de que el cierre de la calle al tráfico siguiendo un horario "puede crear confusiones entre los conductores, pero que con el tiempo la gente se irá acostumbrando. Y además está señalizado". No obstante, anunció que se va a realizar una campaña de comunicación "para invitar a la ciudadanía a evitar el tráfico innecesario por las calles del centro". Puso un ejemplo: "Si se va a estacionar en las bolsas del Paseo Marítimo es recomendable utilizar las calles de los extremos del centro, como Torrente o Concepción, en lugar de atravesar calles como La Palma o Vaqueros".

En cuanto a las otras calles que se cerraron en Semana Santa, como son Vaquero, La Palma o Nueva, "no se van a cerrar al tráfico ahora porque los empresarios allí situados han rechazado la opción de instalar terrazas, aunque en un principio se habían interesado", recordó Villalpando.

Este nuevo diseño que ya funciona y lo hará durante todo el verano también será, de algún modo, "provisional y a modo de prueba piloto" ya que no será hasta el mes de septiembre cuando se empiece a debatir y a diseñar los nuevos itinerarios peatonales, que implicará poner calles a nivel o peatonalizar algunos tramos de calles que no son necesariamente comerciales. Para ello, se convocará la Mesa de la Movilidad (también llamada Mesa de la Peatonalización), aprobada en el pleno del Ayuntamiento, en la que también se debatirán cuestiones relacionadas con el servicio de transporte urbano para el que aún no se ha encontrado una alternativa que reduzca el gasto y mantenga el servicio que se presta a la ciudadanía, especialmente a los residentes en barriadas rurales.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios