Provincia

Visteon acuerda con los sindicatos parar una media de 73 días este año

  • La mediación de Empleo permite desbloquear la negociación del expediente en la planta de componentes de El Puerto

De noche se rompieron las conversaciones y de madrugada se acabaron atando. La negociación del Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) en Cádiz Electrónica culminó ayer sábado, a las cuatro de la mañana y en terreno neutral: la Delegación Provincial de Empleo. Tras el fracaso del periodo de consultas entre empresa y sindicatos, la mediación de la Junta permitió desbloquear las conversaciones de la que, hasta la fecha, es la regulación laboral de mayor dimensión presentada en la Bahía y una de las más importantes en la provincia.

El acuerdo final entre la dirección y el comité (CCOO, UGT y CSI-CSIF) es el siguiente: los 410 operarios de la fábrica se irán al paro una media de 73 días este año -frente a los 140 que planteaba la compañía- y cobrarán un complemento sobre la prestación por desempleo que les permitirá llegar al 83% del salario base (el 70% lo paga el antiguo Inem), así como las tres nóminas extraordinarias íntegras y una paga única adicional. Con la suma de estas percepciones, el salario anual sólo se verá reducido un 6%, según explicó el delegado de Empleo, Juan Bouza, que destacó que los 73 días es la regulación máxima y ésta podría reducirse si las condiciones mejoran conforme avanza el año. El paro se distribuirá a través de 42 viernes, diez días de parada técnica ordinaria y otros 21 que se fijarán en una comisión de seguimiento integrada por empresa y sindicatos.

Bouza se felicitó por el pacto y admitió estar "muy satisfecho" porque el expediente era "muy complicado". La prueba es que para alcanzar un acuerdo hubo que llegar a doce horas de intermediación en las que se pusieron sobre la mesa "propuestas imaginativas". Al final, según el delegado provincial, ambas partes "demostraron tener bastante altura de miras" por la forma como atajaron un expediente laboral causado por una crisis automovilística que, en principio, es de índole coyuntural y de alcance mundial.

Además, el ERTE aprobado, que mañana tendrá que ser ratificado por la asamblea de trabajadores, "garantiza la viabilidad futura" de la planta de componentes de automoción porque va acompañado de un "plan de inversiones adicional al que presentaron inicialmente a los sindicatos que debe suponer un acicate y una buena señal en un momento de crisis como el actual", apostilló el responsable provincial de Empleo.

Desde el comité de empresa, su presidente, Bartolomé Bruzón (CCOO), hizo hincapié en la importancia de la mediación de Bouza y también reconoció que el proceso ha sido "duro", sobre todo durante los primeros quince días del periodo de consultas "en los que no se llegó a ningún acuerdo". Bruzón valoró que "dentro de lo malo y dadas las circunstancias, es un expediente bueno, sobre todo porque no nos vamos al paro y se ha llegado al 94% del salario". Sólo queda conocer la respuesta de la asamblea de trabajadores y las inversiones comprometidas, "que confiamos que lleguen y entonces se verá el futuro; mientras tanto, hasta que no se materialicen, no se puede decir nada".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios