Turismo

Vejer se prepara para el futuro

  • La localidad acogió un seminario sobre tecnología Blockchain

  • Empresarios de la zona hablan sobre el equilibrio entre mantener la esencia y seguir creciendo

Vejer acogió hace unos días un seminario titulado 'Blockchain: El valor de la confianza en el futuro del turismo'. En él, el analista de tendencias turísticas, Fernando Gallardo, analizaba y explicaba la tecnología que, a su juicio, supondrá una disrupción solo comparable a la aparición de Internet.

Blockchain o cadena de bloques en español, es una tecnología que permite la transferencia de datos digitales a partir de una codificación muy sofisticada y de una manera completamente segura en la que no habría posibilidad de fraude. Sería como el libro de contabilidad de una empresa donde se registran todas las entradas y salidas de dinero; en este caso hablamos de un libro de acontecimientos digitales en el que desaparecen los intermediarios.

Hay cierto escepticismo ante la posibilidad de realizar transacciones con criptomonedasEl trabajo conjunto es a favor de un turismo de calidad para que "no se nos vaya de las manos"

En un principio la aplicación más sencilla es a través de las criptomonedas, con el bitcoin a la cabeza, pero Blockchain podría estar presente en cualquier red en la que sea necesario compartir información segura y fiable, sin necesidad de recurrir a terceras personas.

En turismo su puesta en marcha aún es tímida, aunque es quizá más clara al poder realizar transacciones como reservas de hoteles o apartamentos sin necesidad de que las entidades bancarias otorguen los permisos necesarios para hacer llegar el dinero desde la cuenta del cliente hasta la del alojamiento en cuestión.

Por todo ello quisimos preguntar a algunos empresarios del sector acerca de esta tecnología y sobre el presente y futuro de Vejer, un pueblo que ha sabido mantener sus raíces y su encanto para convertirse en un punto de referencia turístico pero que deberá adaptarse a lo que exigen las nuevas tendencias.

Las opiniones en cuanto a la tecnología Blockchain son diversas. Los empresarios extranjeros afincados en la localidad creen que sí es factible de aquí a pocos años. Uno de ellos es Christopher Petterson, propietario de Casa Shelly, un pequeño alojamiento con siete habitaciones en el centro del pueblo. Este ciudadano sueco, que llegó a Vejer hace nuevo años y abrió su negocio hace tres, considera que su aplicación es sencilla ya que "lo veo como una moneda de transacción. Trabajo con clientes de todo el mundo, así que en vez de cobrar en dólares se cobraría en bitcoins, no lo veo tan complicado", apunta.

También se muestra receptiva con esta tecnología la alemana Gisela Merz, copropietaria de Casa Montecote, un complejo rural ubicado en La Muela. Para Gisela "es factible" este nuevo sistema, ya que cree que "el futuro seguramente sea un hotel sin recepción en el que las gestiones se hagan todas a través de un ordenador o un teléfono móvil".

Algo más escépticos se muestran otros empresarios de la zona. Uno de ellos es Jorge Carpinter, propietario del Hostal La Janda, que aunque dice que "nos adaptamos a los nuevos tiempos e intentamos adelantarnos, veo lo de Blockchain bastante lejano, como algo abstracto".

En similares términos se expresa Moisés Martín, gerente de Hostaluz, quien cree que será una realidad pero "más a medio y largo plazo. No obstante, pienso que terminará llegando y terminaremos cambiando habitaciones por Bitcoins".

Por su parte, Francisco Pacheco, propietario entre otros de los establecimientos La Tarantela, Atún y chocolate y La Casa del Vino, subraya que "lo veo todo en el aire y es pronto para determinar si es viable o no".

Lo que une a todos es la necesidad de seguir apostando por los valores que han convertido a Vejer en un reclamo a nivel internacional. Moisés Martín destaca que el crecimiento de este destino ha sido "progresivo y así debería seguir".

Jorge Carpinter sostiene que "se ha hecho bien al mantener el encanto natural del pueblo y al saber cuidarlo. Otro plus que tiene Vejer es su situación dentro de la provincia y cerca de la costa. Tenemos que mantener todo lo que se ha hecho bien hasta ahora".

Francisco Pacheco afirma que una de las puntas de lanza es la oferta gastronómica "muy competitiva" y el que "vamos todos a una, empresarios y Ayuntamiento: trabajamos por un turismo de calidad y hay que cuidarlo para que no se nos vaya de las manos".

Gisela Merz, una de las pioneras en apostar por esta zona turísticamente, cuenta que "a la gente le gusta esta imagen de campo que en realidad no es, el pasado árabe, la gastronomía, ese es el valor de Vejer. Pero quién sabe a dónde va a ir el gusto del turismo".

Por último Christopher Petterson dice que "esta parte conserva la autenticidad, algo que el turista echa de menos en otras zonas, aunque es un equilibrio difícil de mantener. Yo ya noto la diferencia de hace nueve años a hoy, aunque agradezco que Vejer sea cada vez más conocida".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios