un barrio que reclama más atención municipal

Valdelagrana, claros y oscuros

  • Los vecinos piden soluciones para problemas que se repiten cada verano

  • La suciedad y la falta de servicios públicos son algunas de las quejas

Los aseos públicos instalados en el paseo marítimo llevan ya tres años cerrados. Los aseos públicos instalados en el paseo marítimo llevan ya tres años cerrados.

Los aseos públicos instalados en el paseo marítimo llevan ya tres años cerrados. / fernández hortelano

Un verano más los vecinos de Valdelagrana hacen repaso de la situación en la que se encuentra la barriada, y avanzado ya buena parte del mes de agosto, consideran que el balance tiene "algunos claros y muchos oscuros".

La asociación de vecinos de la zona recuerda que Valdelagrana arrastra, desde hace años, una serie de problemas, necesidades y deficiencias que se multiplican cada año con la llegada del verano, fecha en la que la población se multiplica.

La presencia de mosquitos ha sido menor este verano, no así la de cucarachas

El pasado invierno la directiva de la asociación vecinal mantuvo dos encuentros con el equipo de gobierno para tratar de evitar que este verano se repitiesen los mismos problemas, y a pesar de la receptividad encontrada entonces, lamentan que muchos de los compromisos adquiridos no se hayan llegado a cumplir.

Uno de los principales asuntos tratados fue el problema de tráfico y seguridad vial que se genera en la barriada cada verano, por lo que pedían los vecinos que se repasaran los puntos negros de la circulación, la instalaciones de señales advirtiendo del cierre al tráfico del paseo marítimo, la señalización de las zonas reservadas a los autobuses, la regulación del aparcamiento en las calles y el control de los aparcacoches ilegales. A día de hoy, la asociación solo reconoce mejoras en la avenida Santa María del Mar, donde se han reestructurado los pasos de peatones, y en la avenida de La Salinera, donde se han señalizado las zonas de aparcamiento. "El resto de los compromisos han quedado en el limbo", lamentan, y el resultado es que el tráfico vuelve a ser "tan caótico como en veranos anteriores".

Otro de los problemas denunciados fue la falta de limpieza viaria y la recogida de basuras, que según los vecinos "sigue siendo caótica porque el servicio está desbordado".

La presencia de mosquitos sí está siendo menor que otros veranos, no así la de cucarachas, que invaden la barriada.

En cuanto al paseo marítimo, emblema y estandarte turístico de la ciudad, consideran que son necesarias algunas actuaciones que dejen claro que se trata de una playa con bandera azul. Así, los vecinos lamentan la tardía incorporación de los socorristas y de la puesta en marcha de la megafonía, y echan en falta un mayor control del uso de las duchas de las playas, donde se ha podido ver a usuarios lavando a sus perros con champú.

El alumbrado del paseo también se considera insuficiente, con farolas fundidas, y denuncian también el abandono de las zonas verdes y la publicidad salvaje que inunda el paseo en forma de carteles, paneles y cartelería de todo tipo.

También consideran muy grave los vecinos la inexistencia de servicios públicos, a pesar de haber un módulo instalado que lleva tres años cerrado con un candado. "Nadie nos ha sabido dar una explicación al respecto", lamentan.

Por último, y en cuanto a la limpieza de la playa, consideran lamentable la proliferación de colillas y cáscaras de pipas en la arena, algo que no terminan de comprender.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios