Comarca

El SUP pide al ministro del Interior que "tome cartas" ante la inmigración en Cádiz

El Sindicato Unificado de Policía de Cádiz ha pedido hoy al ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, que "tome cartas" ante la falta de medios para atender la masiva llegada de inmigrantes en pateras a la provincia porque tanto ellos "como los que trabajamos en su atención" son "personas" y no "cifras".

En comunicado hecho público hoy, el SUP de Cádiz insiste en que el incremento de la llegada de inmigrantes a las costas de la provincia ha vuelto a poner en evidencia que "está fallando el sistema establecido actualmente en España" y señala que el asunto debe ser "prioritario" para el ministerio del Interior.

El sindicato policial da cifras para dar una idea de "la dimensión del problema" en la provincia de Cádiz, a la que sólo en lo que va del mes de junio han llegado un total de 1.257 inmigrantes, de los que 769 son hombres, 90 mujeres y 398 mujeres.

En total, desde el inicio del año y según las cifras del SUP, en Cádiz se ha atendido a 3.783 inmigrantes, 2.471 varones adultos, 994 menores y 318 mujeres.

"Con estas cifras y la actual legislación, sumado a la falta de infraestructuras adecuadas para atender a estas personas, se hace imposible dar una respuesta eficaz a esta grave situación".

Explica el SUP que el 70% de las personas que llegan a las costas de Cádiz son subsaharianos. "Al no poder comprobar su identidad de una manera fiable, son puestos en libertad, previa comunicación a las ONG para que les presten ayuda, 'preferiblemente de noche para no crear alarma social'".

"El 30% restante, son personas procedentes de Marruecos, país con el que existe un acuerdo de repatriación, que necesita de una urgente revisión, ya que solo aceptan el retorno de 25 personas al día", añade.

El SUP reclama "una política europea eficaz, que actué en los países de origen de estas personas y potencie la lucha contra las mafias de trata de seres humanos" porque "hace falta una profunda modificación del sistema".

Cuenta que los policías de la provincia que atienden a estas personas "están desbordados" y lamentan que, entre tanto, en la Dirección General de la Policía "nadie quiere tomar decisiones para no señalarse" ante los próximos relevos en los mandos del cuerpo.

"Es prioritario que el Ministro del Interior tome cartas en el asunto y no permita este vacío de poder", indica el SUP, que recuerda que las plantillas policiales están mermadas "hasta en un 30%" lo que hace "imposible" la atención a estas personas "por falta de personal y espacio adecuado en las comisarías de la provincia".

Para dar una idea de la situación explica que algunas comisarías "han llegado a albergar entre 20 y 25 personas por calabozo".

Y ello a pesar de que los calabozos "están diseñados para los delincuentes" y no para "personas que solo han cometido una infracción administrativa, al entrar en territorio nacional de manera irregular, con la intención de mejorar sus condiciones de vida en Europa".

Insisten en la "urgencia" de crear un centro de recepción en el Puerto de Algeciras "aunque sea de manera provisional" para dotar de espacio "donde puedan trabajar los distintos profesionales que atienden a estas personas, Salvamento Marítimo, Policía Nacional, Guardia Civil, Cruz Roja, ONG, con sus distintos cometidos pero con la necesaria coordinación".

El SUP de Cádiz añade que, con estas condiciones en la provincia, además "en una semana se triplicará la población" de la zona con personas que acuden de vacaciones y merecen "la garantía de una Seguridad Pública por parte del Estado".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios