Provincia

Romero deja en manos del juzgado el nuevo acuerdo con el Puerto Real CF

  • El alcalde defiende la gestión de la Epsuvi y la desvincula de la situación deportiva del club

Estado en el que quedó el campo de fútbol Sancho Dávila tras las marcha del Puerto Real C.F.. Estado en el que quedó el campo de fútbol Sancho Dávila tras las marcha del Puerto Real C.F..

Estado en el que quedó el campo de fútbol Sancho Dávila tras las marcha del Puerto Real C.F.. / C.P.

El alcalde de la ciudad, Antonio Romero, ha respondido al presidente del Puerto Real C.F., Antonio Bohórquez, después de que éste anunciase la pasada semana que se ha interpuesto una demanda contra la Empresa Pública de Suelo y Vivienda (Epsuvi) -y contra el Ayuntamiento como responsable subsidiario- por el incumplimiento de los convenios firmados tras la permuta de los terrenos del antiguo Sancho Dávila. La entidad reclama más de nueve millones de euros o que se le devuelvan los terrenos libres de cargas.

Tras defender el trabajo de la Epsuvi durante la legislatura en la que él está ocupando la alcaldía, Romero lo primero que hizo fue cuestionar si el Sancho Dávila está o no libre de cargas ya que, según el alcalde, está por demostrar, porque el estadio tiene una inscripción registral a favor de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF). En este sentido, aclaró que la Epsuvi ha ganado la demanda para anular esta inscripción en primera instancia en el Juzgado de lo Mercantil; fue apelada por la RFEF en la Audiencia Provincial, donde volvieron a darle la razón a la empresa pública, y está ahora recurrida en el Tribunal Supremo, sin que se haya resuelto la sentencia hasta el momento.

El Tribunal Supremo debe resolver la titularidad del antiguo Sancho Dávila

Romero recordó que gran parte de este conflicto deriva de la retirada de los inversores del desarrollo urbanístico en Entrevías, donde se iba a construir un centro comercial y el nuevo campo para el conjunto blanquiverde, coincidiendo con el estallido de la burbuja inmobiliaria y, por tanto, la pérdida de recursos económicos para la construcción del nuevo campo. No obstante, añadió que, en la medida de sus posibilidades, la Epsuvi estuvo haciendo frente a los gastos iniciales necesarios para la construcción del mismo y a otros de esponsorización del conjunto deportivo que ascienden en la actualidad a un importe de 2.493.000 euros.

Sobre la petición de la presidencia del club de que se firme un nuevo convenio, el alcalde es claro: "Para la Espsuvi, el acuerdo que continúa vigente, hasta el pronunciamiento del juzgado correspondiente, es el firmado en 2012".

Este convenio, que ha sido denunciado por Bohórquez por no cumplirse, se rubricó durante el gobierno de Maribel Peinado (PA) con la anterior directiva del club ante la imposibilidad de construir el campo en los términos del acuerdo primitivo, firmado siendo alcalde José Antonio Barroso (IU).

Antonio Romero explicó este miércoles que, a pesar de que todas estas gestiones se realizaron antes de que él ocupara la Alcaldía, tiene la voluntad de solucionar el problema y añadió que "ni el Ayuntamiento ni la empresa pública son culpables de la situación deportiva del Puerto Real C.F.". Romero concluyó que "el Ayuntamiento de Puerto Real es una institución pública y debe estar a resultas de lo que digan los tribunales".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios