EDUCACIÓN

Nace un proyecto colaborativo para luchar contra el fracaso y abandono educativo

  • El Ayuntamiento de Puerto Real, la Universidad de Cádiz y la FLAMPA han unido sus esfuerzos.

Un grupo de alumnos de un instituto de Puerto Real Un grupo de alumnos de un instituto de Puerto Real

Un grupo de alumnos de un instituto de Puerto Real / C.P. (Puerto Real)

El Ayuntamiento de Puerto Real, la Universidad de Cádiz y la Federación de Local de Madres y Padres de  Alumnos (FLAMPA) de Puerto Real, están llevando a cabo una iniciativa de acompañamiento socioeducativo para jóvenes en riesgo de abandono escolar.

Este jueves se presentaba este proyecto de mentoría social inclusiva, después de un trabajo participativo, colaborativo e interinstitucional, que aprovecha además la cercanía del campus universitario y de este modo “las salas de investigación se abren a la localidad permitiendo la creación de espacios de colaboración que beneficia a todas las partes”. Así lo ha expresado Manuel Cotrina, uno de los integrantes del grupo de investigación “Eduardo Benot” que desarrolla este proyecto en nombre de la UCA, y del que también forma parte Mayka García.

Ante la presencia de los responsables de Servicios Sociales, Encarna Marín, y de Educación, José Montilla, que son concejalías municipales comprometidas con el proyecto, así como la presidenta de la Flampa, Aurora Salvador, también implicada, se ha insistido en que hay que entender el abandono escolar como un proceso acumulativo de desencuentros que van adquiriendo fuerza y tienen en su fin en el desenganche de la trayectoria educativa.

Por este motivo este grupo de personas se han propuesto llevar a cabo proyectos innovadores y creativos con el fin de prevenir estos abandones y actuar frente a las situaciones de fracaso.

El funcionamiento es el siguiente: se buscan personas que de manera voluntaria quieran formar parte de este proyecto, que pueden ser estudiantes y graduados en Ciencias de la Educación, Trabajo Social, Educación social o simplemente con interés por la intervención socioeducativa con jóvenes; estudiantes de formación profesional de títulos asociados con la intervención social y educativa; docentes jubilados o en excedencia o, en definitiva, cualquier persona mayor de edad que tenga interés.

Durante 5 meses, y durante 4 horas semanales (3 créditos ETCS para estudiantes universitarios), con dos sesiones previas de formación, las personas voluntarias realizan un trabajo de acompañamiento con jóvenes en riesgo de de fracaso o abandono escolar de los centros de Educación Secundaria de la localidad.

El modelo de mentorización inclusivo se basa en la escucha activa al joven, compartir ocio o aficiones, respeto, cercanía y empatía, no prejuzgar ni emitir juicios de valor, apoyarle en la toma de decisiones y resolución de conflictos, adoptar un rol de modelo a seguir por el joven mentorizado, no forzar la comunicación, adaptarse a sus necesidades…

La presidenta de la Flampa, Aurora Salvador, agradeció esta iniciativa, “en la que los padres y madres del alumnado deben implicarse ya que se trata del futuro de nuestros hijos”.

Por último, la teniente de alcalde Encarna Marín, manifestó que en el proyecto “se trata de poner la vida en el centro, creando espacios de convivencia llenos de valores como la justicia, la igualdad, el respeto, para paliar el ascenso del fracaso escolar, utilizando otra manera distinta a la que se ha venido desarrollando hasta el momento”.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios