PUERTO REAL

La campaña #Yosigodonandomiropa a Madre Coraje Puerto Real, recibe un amplio respaldo

  • El mundo de la cultura y el comercio se vuelca con la ONG, tras tener que retirar sus contenedores de ropa

La Asociación Madre Coraje, tras haber tenido que retirar los contenedores de recogida de ropa y calzado usado que tenía en la vía pública de Puerto Real, ha lanzado la campaña #Yosigodonandomiropa a Madre Coraje Puerto Real con la intención de animar a la ciudadanía a seguir donando su ropa y calzado a través de los contenedores que Madre Coraje está reubicando en otros puntos de la ciudad.

Antonio Martín, autor de Carnaval; Bruto Pomeroy, actor y gestor cultural; y un gran número de vecinos y comerciantes de Puerto Real se están sumando a esta campaña de apoyo, mediante una serie de vídeos que se difunden en redes sociales, con el fin de que la ciudadanía busque el contenedor blanco de Madre Coraje para depositar su ropa usada, como han venido haciendo desde los años 90.

Además de en las dos sedes que Madre Coraje tiene en Puerto Real, ubicadas en la calle Setenil, 42 (Barriada Ciudad Jardín) y en la calle Ribera del Muelle, 90, la ciudadanía puede depositar su ropa en los contenedores que Madre Coraje ha reubicado en espacios no públicos, como a gasolinera de El Trocadero, el Colegio La Salle, en la Plaza de la Paz o Ciudad Jardín, entre otros.

Madre Coraje se implantó en Puerto Real en la década de los noventa. Una época en la que reciclaje era el gran desconocido. Fueron años de intenso trabajo de sensibilización en los colegios, en las calles y en asociaciones.

La recogida de ropa, juguetes, aceite, medicamentos, radiografías… era la fórmula de Madre Coraje para obtener fondos y poder realizar el envío de ayuda humanitaria al Perú, pero también, era la manera de combatir el cambio climático, pues se eliminaba de la basura orgánica, un sinfín de productos altamente contaminantes, respetando así el medio ambiente”, explica Lourdes Bocanegra, Delegada de Madre Coraje Puerto Real.

Gran parte de la ropa que Madre Coraje recoge con sus contenedores y en sus sedes se destina a comunidades empobrecidas de Perú (la legislación solo permite enviar ropa nueva y etiquetada); la que está en buen estado se pone a disposición de la ciudadanía en sus tiendas y mercadillos solidarios en España a precios simbólicos, también se cede a instituciones sociales españolas para cubrir sus necesidades y repartir entre sus beneficiarios.

El resto de la ropa que no se destina estos fines o está en mal estado, Madre Coraje la vende a empresas dedicadas a la valorización de ropa usada para reciclar o reutilizar.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios