Provincia

Protestas por el "expolio" que sufre el Baluarte de San Salvador

  • Ciudadanos a título particular reclaman a las administraciones el fin del "abandono" y su rehabilitación

El estado en el que se encuentra el Baluarte de San Salvador, el monumento de la playa que une Bajo de Guía y Bonanza conocido popularmente como Castillo de la Pantista, está motivando últimamente quejas ciudadanas públicas en distintos ámbitos.

Así, por ejemplo, Marco Jiménez impulsa en la plataforma digital de peticiones change.org una solicitud dirigida al Ayuntamiento que ha sumado en cuatro meses casi 700 firmas de apoyo. "Hoy sólo se puede ver parte de sus muros y dos garitas, permaneciendo oculto gran parte del fuerte entre los arenales de la playa. La situación del edificio es de progresivo deterioro sin que las autoridades competentes hagan nada por su recuperación y puesta en uso", lamenta este ciudadano. "El Baluarte de San Salvador es parte de nuestro patrimonio e historia y, sin embargo, está derrumbándose sin tener en cuenta que si nosotros mismos no velamos por nuestra historia, no lo hará nadie", concluye su petición.

Más extensa es la reflexión pública de Antonio Cabrera, un investigador de Madrid muy vinculado a Sanlúcar que critica "el miserable pillaje de las ruinas del Baluarte de San Salvador por algunos vecinos desalmados de Sanlúcar ante la absoluta indiferencia de las autoridades". Cabrera destaca, entre otros muchos detalles históricos, que "este castillo fue construido en 1627 por orden de Felipe IV como parte de la línea de fortificaciones levantadas a lo largo de la costa atlántica para su defensa de los ataques de los piratas de la época, que asaltaban los galeones que subían hasta Sevilla aprovechando las dificultades de navegación de la barra de Sanlúcar". Según recuerda, en 1985, hace ahora precisamente 30 años, fue declarado Bien de Interés Cultural (BIC) con la categoría de monumento.

Cabrera lamenta que "lo que no han podido lograr el paso de los siglos, el abandono secular de las autoridades, la desidia insoportable de las diferentes administraciones competentes -el Ayuntamiento, la Junta de Andalucía y el Gobierno central, tanto da- o el estrago permanente de los vientos y las arenas del Guadalquivir, lo está consiguiendo la mano del hombre". A este respecto, recuerda que recientemente la escritora sanluqueña Carmen Chamizo denunció públicamente que "vecinos de Sanlúcar están robando literalmente las piedras centenarias del Baluarte".

No duda en censurar el "expolio" perpetrado por "auténticos delincuentes, sinvergüenzas de la peor ralea que, pico en mano, saquean las murallas para llevarse las piedras de sillería de sus muros como trofeos de caza para sus casas o adornos para sus jardines". Con todo, en palabras de Cabrera, "lo peor es la inacción, la desidia cómplice de las autoridades competentes, empezando por Víctor Mora como alcalde de Sanlúcar". "No sólo no cuidan esta fortaleza centenaria para evitar su progresivo deterioro, no la recuperan, no la restauran ni la conservan; sino que permiten que vecinos sin escrúpulos la expolien", asegura.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios