ECONOMÍA

La cofradía de pescadores de Conil, en riesgo de "insolvencia patrimonial"

  • La Cámara de Cuentas reclama intervención pública para mejorar la regulación y control de las cofradías de pescadores. Así se establece en el informe de fiscalización de la situación económica y financiera de las cofradías de pescadores de Andalucía elaborado por la institución, relativo al ejercicio 2015.

Vista general de la flota de Conil amarrada a puerto. Vista general de la flota de Conil amarrada a puerto.

Vista general de la flota de Conil amarrada a puerto. / D. C.

La Cámara de Cuentas de Andalucía ha reclamado, entre otras cuestiones, una mayor intervención pública, estableciendo medidas orientadas a mejorar la regulación de las cofradías de pescadores de la Comunidad y en relación con las actuaciones de coordinación y control.

Así se establece en el informe de fiscalización de la situación económica y financiera de las cofradías de pescadores de Andalucía elaborado por la institución, relativo al ejercicio 2015, consultado por Europa Press.

Las recomendaciones incluidas en el informe son relativas a la mejora de su gestión económica, el cumplimiento de las competencias reguladas y ejercidas por los órganos rectores; la adopción de medidas asociativas con el fin de abordar actuaciones conjuntas.

Según se recoge en el informe, todas las cofradías fiscalizadas incumplen dos de los principios que han de regir en su funcionamiento económico: la obligación de llevar un plan contable con criterios homogéneos adaptados al Plan General de Contabilidad (PGC) vigente y definir e implantar los procedimientos de control interno.

Según se detalla en el documento, las cofradías de Carboneras, Conil y Motril presentan un fondo de maniobra negativo, lo que pudiera ocasionar problemas de liquidez a corto plazo. Además, la Cofradía de Conil presenta riesgo de insolvencia patrimonial, al acumular resultados negativos de los ejercicios 2004 a 2014.

El endeudamiento de las cofradías de Fuengirola, Conil y Tarifa superan, en 178.882, 666.343 y 94.017 euros, respectivamente, el límite previsto en sus respectivos Estatutos. Si bien, Tarifa, Garrucha, Conil e Isla Cristina, no presentan declaración del Impuesto sobre Sociedades.

Se hace así necesaria, a juicio de la Cámara de Cuentas, una mayor intervención pública estableciendo medidas orientadas a mejorar su regulación y en relación con las actuaciones de coordinación y control.

Y es que, según precisa, no consta el correspondiente título habilitante para la prestación del servicio de cámaras frigoríficas en las lonjas gestionadas por las Cofradías de Garrucha, Sanlúcar, Estepona y Marbella. Asimismo, las lonjas de Vélez-Málaga e Isla Cristina disponen de centros de expedición de moluscos sin la correspondiente concesión o autorización.

Además, no hay homogeneidad en las condiciones de gestión de los servicios complementarios. De las Cofradías que tienen título para la explotación de la fábrica de hielo, hay tarifas-establecidas en Conil, Vélez-Málaga y La Línea. Solo, en las concesiones otorgadas a las Cofradías de Punta Umbría y Vélez-Málaga se determinan las tarifas a abonar por los usuarios del servicio de cámaras de refrigeración.

De la deuda que mantienen las Cofradías con la Agencia Pública de Puertos de Andalucía (APPA) (1.297.592,44 euros), el importe más significativo corresponde a la tasa de la pesca fresca o T4 (1.007.330 euros), única tasa que las cofradías, como responsables tributarios solidarios, deben recaudarla en nombre de la APPA.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios