Provincia

El PP propone un "Plan Marshall" en África para atajar la inmigración

  • Pablo Casado acusa al Gobierno de Pedro Sánchez de provocar un "efecto llamada"

  • El PSOE critica la "hipocresía" del líder popular por fotografiarse junto a migrantes en Algeciras

El presidente del PP, Pablo Casado, saluda a un migrante en el Puerto de Algeciras, ayer por la mañana. El presidente del PP, Pablo Casado, saluda a un migrante en el Puerto de Algeciras, ayer por la mañana.

El presidente del PP, Pablo Casado, saluda a un migrante en el Puerto de Algeciras, ayer por la mañana. / jorge del águila

Comentarios 4

El presidente del Partido Popular, Pablo Casado, reveló ayer en Algeciras su propuesta para afrontar el reto migratorio que encara España como frontera Sur de Europa: un "Plan Marshall" que contribuya al desarrollo de las condiciones de vida de los países africanos financiado por las naciones occidentales. Y junto a estas medidas, un férreo control de la inmigración en el que no tenga cabida el mensaje de "papeles para todos" que, remachó el líder nacional de los populares, mantiene el Ejecutivo socialista de Pedro Sánchez.

Casado acudió hasta Algeciras para visitar a los migrantes llegados en las últimas semanas a las costas del Campo de Gibraltar y que aún permanecen en recursos de custodia o asistenciales de carácter temporal habilitados en la ciudad, además de en los municipios vecinos de Los Barrios y San Roque. Acompañado por la secretaria general del PP Andaluz, Dolores López, y por el alcalde y senador de Algeciras, José Ignacio Landaluce, la ruta del líder del PP comenzó en la zona de desembarque de Salvamento Marítimo en Algeciras, donde 47 migrantes esperaban para ser trasladados hasta el pabellón de deportes Andrés Mateos, donde la Policía Nacional realiza los trámites de identificación de decenas de migrantes a marchas forzadas y al que la comitiva se desplazó a media mañana.

En sendos enclaves conversó con las personas custodiadas por las autoridades. Pero,lejos de retractarse de lo dicho en los últimos días, el presidente del PP insistió en que el Gobierno está contribuyendo al "efecto llamada" frente a propuestas de inversión en origen que ayudarían a fomentar una inmigración "legal y ordenada" además de poner freno a la acción de las mafias de la trata de seres humanos.

"La política de inmigración no admite demagogias y tampoco admite buenismos. Se tiene que abordar en una doble perspectiva. La primera, en un respaldo a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado en defensa de las fronteras, que no sólo son españolas, también europeas. Y la segunda, de cooperación. Una cooperación eficaz que debe ser en origen para que estas personas que son extorsionadas y esclavizadas por las mafias de trata de personas no se vean abocadas a una muerte casi segura o una travesía tan arriesgada como la que han tenido que sufrir", explicó Casado, quien aseguró que la situación que atraviesan estas personas le duele.

"Hay miles de personas dedicadas a la extorsión y millones en África reuniendo dinero para someterse a un chantaje que les acaba esclavizando. La solidaridad tiene que ser para que estas personas tengan un futuro mejor. Apuesto por hacer un Plan Marshall en África para que los países europeos ayuden pero no para que el dinero llegue a gobiernos corruptos, sino para educación, inserción laboral u oficinas de empleo en las que se puedan dirigir la inmigración regulada", sugirió.

La gira de Casado continuó en Ceuta, donde enfatizó su mensaje de apoyo a las fuerzas de seguridad tras el asalto a la valla fronteriza. Casado acudió a la frontera del Tarajal, que separa la ciudad autónoma de Marruecos, y asumió uno de los bulos que circulan estos días por las redes sociales. El máximo representante del PP dio por buena la imagen de una persona herida por un machetazo al que las redes consideran falsamente como un agente de la Guardia Civil agredido el pasado 26 de julio. "Les han tirado cal viva, excrementos, se les ha intentado dar machetazos en la cabeza y alguno se lo ha llevado", aseguró Casado. La imagen, en realidad, se corresponde con una persona agredida en Australia hace años.

El paso de Casado por la comarca y Ceuta encontró las críticas en el seno del Partido Socialista. La presidenta del PSOE, Cristina Narbona, dijo esperar que Casado "sea sincero en su apuesta por un Plan Marshall para África teniendo en cuenta que su partido dejó desmantelada la cooperación y la ayuda al desarrollo del continente durante la etapa de Mariano Rajoy como presidente". Pero también hubo atención a los gestos. La imagen de Pablo Casado estrechando la mano a migrantes fue vista como un signo de hipocresía por Narbona, quien criticó que el presidente del PP acudiera a Algeciras y Ceuta a "hacerse fotos" tras haber defendido restricciones en materia migratoria.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios