Provincia

El PGOU pedirá para Sancti Petri la categoría de monumento

  • La propuesta queda recogida en el catálogo de elementos protegidos del nuevo Plan

La dotación de categorías patrimoniales a los inmuebles supone la concesión de un nivel de protección, de un nuevo tratamiento y por tanto unas garantías de conservación. No se articulan los mismos instrumentos de preservación para un conjunto histórico y para un sitio histórico, por ejemplo, que para un elemento que no lo es. Por esta razón, las propuestas que se articulan en el catálogo de elementos protegidos del nuevo Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) -aprobado en su fase provisional- pueden suponer un cambio en el tratamiento de un inmueble o grupo de inmuebles. Pueden suponer, en definitiva, su garantía de perdurabilidad en el tiempo. Para que esto ocurra, deben incluirse en el Catálogo General del Patrimonio Histórico Andaluz (CGPHA).

Son en total doce las peticiones. Nueve de ellas, para alcanzar la categoría de monumento. La más llamativa, el Castillo de Sancti Petri, pero también el Cuartel de Batallones del Tercio de Armada y el edificio Carlos III, también en las dependencias militares. Enclavado en la Escuela de Suboficiales se encuentra el Panteón de Marinos Ilustres, que también ha sido considerado para ser monumento. En el Arsenal de la Carraca, por su parte, también se pedirá para el Penal de las Cuatro Torres, así como para el Puente de La Carraca y el de Ureña. Fuera ya del contexto militar, la única solicitud en esta categoría se centra en los Hornos Púnicos de Torrealta.

Las otras cuatro peticiones de inclusión se reparten entre el Arsenal de La Carraca en la categoría de conjunto histórico, la heredad de Torrealta y la de Fadricas, como sitio histórico y por último, el caño del Zaporito y su entorno, como lugar de interés etnológico. A los propietarios de todas ellas asesorará el Ayuntamiento con el objeto de facilitar la información posible sobre las ayudas y subvenciones encaminadas a la conservación y rehabilitación de los edificios, así como de las diferentes políticas de financiación y ayudas de sostenimiento económico para el régimen de visitas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios