Provincia

Orden de alejamiento y privación del permiso de armas al guardia civil de Benalup condenado por maltrato

El Juzgado de lo Penal número 1 de Cádiz ha acordado, como medida cautelar, una orden de alejamiento contra el guardia civil de Benalup condenado en primera instancia por este mismo juzgado a tres años de prisión por maltratar a su ex esposa. Así, el agente tiene desde ahora prohibido aproximarse a una distancia inferior a 200 metros de la que fue su pareja, su domicilio, puesto de trabajo y otros lugares que frecuente. Tampoco puede comunicarse con ella por ningún medio.

Asimismo, el magistrado titular del Juzgado de lo Penal número 1, Juan Sebastián Coloma, ha adoptado, también como medida cautelar, privar al guardia civil del permiso de tenencia y porte de armas.

Ambas medidas estarán en vigor hasta que la sentencia devenga firme o sea revocada totalmente por un órgano superior.

La resolución judicial recoge como hechos probados que el funcionario y su mujer estuvieron casados unos 23 años, si bien en mayo de 2009 decidieron separarse. A lo largo de todo el periodo matrimonial, el guardia civil tomó respecto de su esposa una actitud autoritaria, con numerosas y habituales discusiones en las que él la zarandeaba y la insultaba diciéndole expresiones como "puta, gilipollas, te voy a hundir". Llegó a cogerla del cuello e incluso a ponerle un cuchillo de cocina en esa parte del cuerpo.

Pese a la separación matrimonial y el posterior divorcio, el agente continuaba con cierta actitud de dominio y vigilancia hacia su ya ex esposa, lo que se traducía en numerosos episodios de violencia doméstica. En una ocasión, el ahora condenado empujó sorpresivamente por la espalda a su ex mujer y comenzó a propinarle golpes en la cabeza y en el resto del cuerpo, la lanzó contra un espejo que se rompió por el impacto y le tiró del cabello, todo ello mientras le decía "puta, te voy a matar", especifica la sentencia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios