Provincia

Números al servicio de la salud

  • Investigadores de la UCA y del hospital de Jerez ponen en marcha el proyecto 'Recaída O: Matemáticas contra la leucemia infantil'

Matemáticas y medicina van de la mano en un proyecto pionero que intenta frenar y poner fin a las recaídas que sufren, tras recibir los tratamientos, un 15% de los niños con leucemia linfoblástica aguda, un tipo de cáncer de la sangre, que es el más frecuente en menores. Los artífices de este proyecto de investigación están en la Facultad de Ciencias de la UCA y en el hospital de Jerez y nació de la mano de una jerezana, profesora de Matemáticas en el campus de Puerto Real, María Rosa Durán. Su inquietud por la aplicación de las matemáticas a la lucha contra el cáncer surgió a raíz de su tesis, en la que desarrolló modelos de resistencia al cáncer de pulmón bajo la tutela del Laboratorio de Oncología Matemática (MöLAB), del Instituto de Matemática Aplicada a la Ciencia y la Ingeniería de la Universidad de Castilla- La Mancha. Terminada la tesis, su interés por los números al servicio de la salud creció y diversas circunstancias personales le llevaron a conocer a la hematóloga Cristina Blázquez, responsable de Hematología Pediátrica del hospital de Jerez y los problemas a los que se enfrentan los hematólogos con niños tratados por una leucemia linfoblástica aguda que sufren recaídas, en muchos casos con el peor desenlace.

Hay que tener en cuenta que los avances y tratamientos actuales han permitido que prácticamente el 80% de los niños afectados por esta enfermedad se cure, pero todavía queda un porcentaje importante de menores que recae y se desconocen los factores pronósticos que permitan identificar correctamente a ese grupo de riesgo. "La doctora Blázquez siempre me decía que manejaban tantos datos, que a ellos, como médicos, muchos se les escapaban. No saben que matemáticamente se pueden manejar estos datos". Así que María se fue al hospital y se empapó de todo lo referente a la leucemia linfoblástica aguda, todo ello planteándose el reto de mejorar, a través de algoritmos matemáticos, la clasificación de ese riesgo, anticipando las resistencias a los tratamientos y evitar de esta forma las recaídas. Se puso en contacto con el MöLAB y empezó a tomar forma el proyecto Recaída 0: Matemáticas contra la leucemia infantil.

El equipo busca financiación para el proyecto a través de la plataforma 'Precipita'

Ahora los investigadores se enfrentaban a un problema importante: la financiación. El proyecto se presentó a finales del pasado octubre a la convocatoria del Instituto de Biomedicina de Cádiz, pero no estuvo entre los seleccionados para recibir una subvención y también se presentó a la Asociación Española contra el Cáncer, cuya convocatoria quedó finalmente desierta al no alcanzar el mínimo de tres proyectos candidatos.

Es entonces cuando el equipo de investigadores, formado por profesionales de Hematología del hospital, matemáticos de la Facultad de Ciencias de la UCA, y del MöLAB, recurre a Precipita, una plataforma de crowdfunding de la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología, especializada en promover la financiación colectiva de la ciencia. En 48 horas en esta plataforma, Recaída 0 ha conseguido 10.000 visitas y superado ligeramente el objetivo mínimo para poner en marcha el proyecto, 3.000 euros, una cantidad que en cualquier caso es insuficiente para su completo desarrollo. "Sí sólo cada persona que ha visitado la página hubiese donado un euro, pero es muy complicado", comenta María. "Nosotros hemos estimado que para la primera parte del proyecto necesitamos en cuatro años una cantidad de 150.000 euros". Esta primera fase está dedicada al trabajo de campo, para lo que se necesita contratar a un matemático a jornada completa, que estaría a las órdenes del equipo de investigación. El objetivo: encontrar nuevos marcadores moleculares que están en esa vorágine de datos que se obtienen de forma rutinaria en el diagnóstico y seguimiento de la enfermedad, con el fin de ayudar a identificar al colectivo en riesgo de recaídas, teniendo en cuenta que éstas, según afirma María, conllevan frecuentemente el fallecimiento del niño.

Con los 3.000 euros conseguidos hasta el momento se podrá financiar un contrato de seis meses a tiempo parcial y con la cantidad óptima de 25.000 se podría costear un contrato a tiempo completo durante un año. "Queremos empezar ya, porque no podemos perder más tiempo y esperar otro año a nuevas convocatorias de las administraciones", mantiene la investigadora. A partir de ahí, si se supera esta cantidad, además de ampliar el contrato de investigación, se financiará el trabajo de recopilación de los datos de los distintos hospitales de España que van a participar en el proyecto.

En una segunda fase y tras la validación de los marcadores, el objetivo es crear un software que se implantaría en los laboratorios de todos los hospitales para detectar a ese colectivo de menores en riesgo y la tercera fase, y en base a ese conocimiento, la finalidad es que se pongan en marcha tratamientos que eviten las recaídas.

María sostiene que este proyecto de investigación, la aplicación de las matemáticas a la curación de la leucemia, es el primero que se realiza. "Hemos visto literatura sobre el tema, mucha teoría, pero no trabajo con datos reales como en este caso". Desde el equipo de investigación insisten en que los principales beneficiarios serán los niños que sufren esta enfermedad, porque se ayudará a que el tratamiento sea lo más eficaz y lo menos agresiva posible. "También se podrán beneficiar del estudio aquellos pacientes que sufran otros tipos de leucemia, ya que esperamos que se pueda extrapolar la novedosa metodología del estudio en un futuro". Las donaciones se pueden realizar a través de www.precipita.es

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios