Sector Naval

El comité de Navantia Puerto Real ve " insuficiente" el anuncio del BAM

  • Los trabajadores mantendrán las movilizaciones en demanda de carga de trabajo

Trabajadores de contratas de Navantia Puerto Real se manifiestan el año pasado. Trabajadores de contratas de Navantia Puerto Real se manifiestan el año pasado.

Trabajadores de contratas de Navantia Puerto Real se manifiestan el año pasado. / Julio González

Los trabajadores de Navantia Puerto Real mantienen sus movilizaciones en demanda de más carga de trabajo a pesar del inicio de los trabajos de ingeniería del Buque de Acción Marítima de Investigaciones Subacuáticas (BAM-IS) para la Armada.

“Era una de nuestras peticiones pero es insuficiente a todas luces”, señaló el presidente del comité de empresa de la factoría puertorrealeña, Antonio Noria, en declaraciones a este periódico. Los trabajadores exigían que este año comenzaran las labores de ingeniería de los barcos contemplados en el Plan Estratégico 2018-2022 de Navantia, que comprenden tanto el BAM-IS, como el Buque Logístico de Transporte conocido como TLET (acrónimo de Transporte Logístico Ecológico y Trivalente).“Del TLET no sabemos nada y sospechamos que no hay ningún interés”, agregó Antonio Noria.

A esta situación se suma la ruptura de la negociación con Chantiers de l’Atlantique, con sede en Saint-Nazaire (Francia) para la fabricación de varios bloques para cruceros. Al no llegar las conversaciones entre Navantia y la empresa francesa a un acuerdo, la factoría se quedará al ralentí a partir de la entrega del último petrolero para Ibaizábal, prevista para mayo.

“No somos ingenuos. Entendemos que al perderse el crucero francés no habrá puesta de quilla en 2019. El hecho de que la ingeniería empiece este año supone que si se quiere y realmente hay un compromiso político y de la empresa, se podría empezar a trabajar en 2020, en vez de en 2022, como decíamos hasta ahora”, explicó Noria, que incidió en que “una vez que en mayo se entregue el petrolero, vendrán meses sin carga hasta que en noviembre venga la plataforma para Noruega”. “Y la plataforma es un trabajo ridículo para la capacidad de Puerto Real”, subrayó el presidente del comité de empresa.

Noria culpó a Navantia de la ruptura de una negociación “prácticamente cerrada en lo principal, que era el precio”. “No lo entendemos a no ser que haya otras implicaciones como el hecho de no querer la construcción civil o pretender de que entre en dique la reparación de unos cruceros para los que Cádiz no tiene capacidad”, señaló el presidente del comité de empresa, que reiteró que los encargos de energía eólica sólo valen “como complemento”. “Queremos barcos, no plataformas. Es lo que sabemos y queremos hacer”, recalcó-

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios