Provincia

El Museo reorganiza su espacio y amplía el área expositiva

  • Los fondos reposan ahora en la planta baja y los despachos se han trasladado arriba

El Museo Histórico Municipal tiene ahora una distribución mucho más acorde con las instalaciones de que se trata. La reorganización de despachos, salas y fondos así como la adquisición de nuevo equipamiento y el acondicionamiento del antiguo han supuesto un desembolso extraordinario de casi 36.800 euros, costeados por el Ayuntamiento y por la Junta de Andalucía conjuntamente.

La más beneficiada por las modificaciones ha sido el área expositiva, pues se ha visto ampliada y a ella se han incorporado más paneles explicativos de las obras que se pueden contemplar en el museo. De forma que el número de rótulos se ha visto triplicado con respecto a antes.

La ubicación de salas y oficinas también ha cambiado. Así, los tres despachos que todavía existían en la primera planta se han trasladado al piso superior y abajo se ha pasado el archivo y el llamado almacén de cuadros, en el que se incluyen los famosos fondos de Carnaval de Perete, es decir, numerosos libretos de agrupaciones, fotografías e incluso tipos que han hecho historia en esta fiesta de La Isla.

A partir de ahora, por tanto, aunque seguirán sin estar expuestos al público, podrán ser visitados o consultados por todos aquellos interesados que así lo requieran al personal del museo. La diferencia es que se han organizado adecuadamente y se han dispuesto de forma más accesible en estanterías, vitrinas e incluso perchas. El espacio que ha quedado libre arriba -anteriormente ocupado por el almacén de cuadros y el archivo- se ha habilitado como fototeca y sala de investigación.

Todas estas mejoras responden a un segundo paso dentro del proyecto global de acondicionamiento que se puso en marcha el último verano. La necesidad de abordar esta rehabilitación se vio hace varios años, como ha explicado la responsable política del museo, María José Suárez, cuando se decidió aplazar la ampliación de estas dependencias debido al traslado del Archivo Municipal y los fondos de la biblioteca Lobo, antes acogidas en la casa consistorial, al edificio anexo donde durante años se ubicó el restaurante La Primera de La Isla. No obstante, de cara a 2010, como ha adelantado Suárez, se realizará una reforma más profunda.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios