Sanlúcar

Muchas ganas de mercado

  • La nueva Plaza de Abastos de Sanlúcar registra una gran afluencia de visitantes en su primer día de apertura

  • La ciudad recupera el servicio casi dos meses después del cierre de La Calzada

La jornada de ayer fue un día de fiesta para el sector comercial de Sanlúcar, especialmente, como es lógico, para los detallistas de la Plaza de Abastos de la ciudad. Casi dos meses después del cierre del recinto provisional de La Calzada, la localidad recuperó el servicio municipal de mercado. Ni que decirse tiene que los placeros soñaban con el día de su vuelta al trabajo, pero estaba por ver la respuesta de la población tras tantas semanas de parón en esta actividad económica de la ciudad. Y, al menos en el estreno, la reacción fue sensacional: cientos de personas abarrotaron el edificio rehabilitado de la Cuesta de Belén desde las primeras horas de la mañana.

Para comprobar el estado de ánimo de los comerciantes, bastaba con ver la cara de Francisco Rodríguez, presidente de Acoplasa, la asociación que los agrupa. "Estamos muy contentos. Sanlúcar se ha volcado con nosotros. Damos las gracias a todos los que nos han visitado hoy", comentaba en declaraciones a los medios de comunicación. "La gente nos ha respondido y aquí estamos para recibirla con los brazos abiertos, con el trato que siempre hemos dado a nuestros clientes", apostillaba.

Para impulsar la actividad comercial en estos primeros días de venta, Acoplasa ha puesto en marcha un sorteo de "tres grandes cestas de todos los productos del mercado". Los visitantes comenzaron ayer a recoger las primeras papeletas en los puestos. Los clientes tienen hasta el sábado 23 de junio para depositarlas en una urna y probar suerte. El primer día había colas incluso para eso.

Pese a las jornadas de puertas abiertas organizadas por el Ayuntamiento en marzo pasado, había no pocos visitantes que comprobaron el resultado de las obras de rehabilitación ayer mismo. Por lo general, sensaciones positivas, corroborando las conclusiones de la encuesta realizada por el Consistorio en aquellas fechas: el 88,9% de los consultados dio la máxima valoración (5) a la reforma ejecutada y el 7,5% la puntuó con un 4.

En la víspera de la apertura de las instalaciones, el pasado lunes por la tarde, el alcalde, Víctor Mora (PSOE), se mostró "muy satisfecho" ante una rehabilitación integral que "hace que nuestro mercado de abastos se convierta en el mejor de la provincia". Las obras en el inmueble, que "se encontraba en muy malas condiciones", ha incluido, además, mejoras como la apertura de un nuevo acceso a la Plaza por la zona de Las Covachas, eliminando la conocida como Corraleta.

Así las cosas, los trabajos efectuados "no sólo han supuesto la recuperación de un espacio emblemático para el comercio y el turismo local, sino que, además, han otorgado valor añadido a la historia de la ciudad sacando a la luz restos arqueológicos, recuperando y dando mayor visibilidad a Las Covachas y abriendo un espacio público en el corazón del casco histórico". Las obras, que se iniciaron en diciembre de 2014 tras el traslado de los comerciantes a la carpa provisional de La Calzada, han sumado una inversión de casi 6,5 millones de euros con cargo a tres anualidades del Profea, a saber, el antiguo PER, y también financiación municipal.

El presidente del colectivo de los placeros lamentó ayer que la reapertura del mercado de la Cuesta de Belén se viera empañada por el conflicto que sigue manteniendo este colectivo con el Ayuntamiento desde que esta administración anunció el cierre del recinto de La Calzada para el 21 de abril, un anuncio que, efectivamente, se acabó confirmando y dio lugar a protestas de los detallistas. "Ahora mismo estamos concentrados en nuestro trabajo. Cuando el mercado lleve unos cuantos días funcionando y los compañeros se asienten, tendremos que hacer una evaluación de los más de 40 días, casi dos meses, que hemos estado sin trabajar", manifestó.

Según Rodríguez, "hay una mesa de trabajo abierta con el Ayuntamiento en la que iremos solucionando las cuestiones que vayan surgiendo. Hay muchos problemas que se han solucionado ya, pero, evidentemente, no podemos dejar de tener reuniones. Debemos entendernos por el bien del mercado y por el bien de Sanlúcar".

Por otro lado, ayer saltaba a la vista el vacío del espacio destinado a la cafetería del Mercado de Abastos por la falta de acuerdo entre el Consistorio y el concesionario de la misma. Y, más allá del edificio reformado, la calle Trascuesta recuperaba la concurrida imagen que ofrecía diariamente antes del traslado de la Plaza al paseo de La Calzada. Lógica alegría entre los comerciantes de la principal vía de acceso al céntrico mercado.

En el ámbito político, varios concejales de la Corporación sanluqueña visitaron las instalaciones a pleno rendimiento. Los grupos políticos de la oposición volcaron sus elogios en los placeros sin olvidar el conflicto. El PP difundió a través de las redes sociales su "reconocimiento" a los detallistas por "la situación que han sufrido". "Con ellos estuvimos, estamos y estaremos. Lejos de quienes usan sus sillones de poder para confrontar sin diálogo ni consenso", señalaron los populares en clave crítica contra el Gobierno local del PSOE.

Otras formaciones políticas optaron por extenderse en sus valoraciones a través de comunicados públicos y declaraciones in situ. La portavoz de IU, Carmen Álvarez, que felicitó a los placeros, aseguró que "Sanlúcar ha dado una imagen lamentable. Después de un año y medio de retraso en la finalización de las obras y casi dos meses sin mercado de abastos, los comerciantes han sufrido un infierno, sin actividad económica, sin diálogo con el Gobierno del PSOE de Víctor Mora y en lucha con sus reivindicaciones de arreglo de las deficiencias que planteaban las obras. Este autoritarismo socialista para más de 200 familias ha sido un calvario. Hoy es posible la apertura gracias al esfuerzo de los trabajadores del mercado".

El portavoz de Ciudadanos, Javier Gómez Porrúa, expresó su "satisfacción" por el hecho de que "la Plaza de Abastos vuelva a la normalidad, porque esto es lo que buscábamos todos los grupos políticos, que el nuevo mercado abriera sus puertas y que nada pudiera marcar un futuro incierto de nuestra plaza". "Aunque la rehabilitación es palpable, habrá que ir estudiando deficiencias que puedan existir y actuar sobre ellas ahora, cuando no están en juego los puestos de trabajo de las familias que viven de la Plaza de Abastos", añadió.

Sea como fuere, tras un primer día intensísimo, los comerciantes cerraron ayer sus puestos con el deseo de que lo que está por venir sea una buena racha. Y que dure.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios