Provincia

Las Marismas, hotel de lujo para las aves

  • Liberado de la presión humana, este espacio de Los Barrios es un lugar único para el descanso de las aves. El mirador abre sus puertas cada mes para observarlas.

Bien situado y tranquilo. Muy tranquilo. Éstas son, en la mayoría de los casos, las premisas que cualquier viajero exige a un establecimiento hotelero cuando lo que desea es descansar de un largo viaje. El Paraje Natural Marismas del Río Palmones, en Los Barrios, reúne ambos requisitos para las miles de aves que cada año vuelan en dirección al norte de Europa o hacia África. Las condiciones del paraje, que disfruta de la máxima protección ambiental comunitaria desde 1989, hacen de este espacio un lugar único para el descanso de las aves.

Aunque la comarca del Camo de Gibraltar goza de otros áreas protegidas como el Paraje Natural de la playa de Los Lances y el Paraje Natural del estuario del Río Guadiaro, la presión humana existente sobre estos dos últimos convierten a las marismas palmoneñas en un hotel de lujo para las aves.

Francisco Montoya, del Colectivo Ornitológico Cigúeña Negra (COCN), habla de estas condiciones especiales que reúne el paraje del río Palmones. "Es un sitio muy especial porque, al contrario que en Guadiaro, donde existe una presión urbanística fuerte; o en Los Lances, en el que también tenemos muchos problemas por la práctica de deportes de vela, en las marismas el trasiego de gente no les molesta. Las aves están acostumbradas a la población de Palmones, y la existencia del río, que les sirve de barrera natural, les aporta la tranquilidad suficiente para parar y descansar antes de reiniciar su viaje", comenta Montoya.

El colectivo, que gestiona el Mirador Ornitológico de Palmones gracias a un acuerdo con el Ayuntamiento de Los Barrios, disfruta de una excelente habitación con vistas, pues desde allí los aficionados a las aves pueden observar tranquilamente todas las especies que pasan cada año por las marismas del Palmones.

Para aprovechar esta situación privilegiada, Cigüeña Negra organiza una vez al mes una jornada que sirve para dar contenido al Proyecto de Seguimiento de Aves en las Marismas del río Palmones y, a su vez, difundir entre la población, de una formación amena y didáctica, el fenómeno de la migración de aves, además de conocer a las especies que eligen el paraje natural para hacer un pequeño receso en el camino.

"El Mirador Ornitológico de Palmones es para nosotros un lugar de identificación y observación de aves muy importante. Durante todo el año, acudimos allí cada mes para identificar y censar las aves que están presentes, e incorporarlas a la base de datos de observaciones que tenemos en la asociación", explicó el responsable del colectivo.

En su opinión, este área protegida tiene una muy buena salud, y carece de problemas ambientales graves. "Está a nuestro favor el hecho de que está preservada por la máxima figura de protección existente en el ámbito comunitario; y, además, contamos con el apoyo del río, que defiende el espacio", comentó Francisco Montoya. Las observaciones mensuales que se llevan a cabo en el Mirador Ornitológico de Palmones tienen también un importante valor didáctico y social, pues a ellas puede acercarse cualquier persona interesada en conocer tanto las aves, como el paraje natural. Es una actividad gratuita y abierta a la participación de cualquier persona que quiera asomarse a este balcón privilegiado.

Este mes, la lista de inscritos en este hotel con vistas a las marismas palmoneñas incluye a cormoranes, águilas pescadoras, aguiluchos, gaviotas, garzas reales, grullas y hasta flamencos, que llegan con un par de días de parada antes de proseguir hacia la laguna de Fuente de Piedra, en la provincia de Málaga.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios