María Jesús de León | Ustea Cádiz "Este cambio de normativa a nivel andaluz es una gran victoria"

  • El sindicagto Ustea celebra el nuevo protocolo de la Junta por el que las funcionarias gestantes “quedarán protegidas” mientras solicitan el riesgo por embarazo

Una embarazada en su puesto de trabajo. Una embarazada en su puesto de trabajo.

Una embarazada en su puesto de trabajo. / G.J.

Comentarios 3

“Es una gran victoria”. Así ha calificado María Jesús de León, miembro del sindicato Ustea en Cádiz, el nuevo protocolo anunciado por la Junta de Andalucía a partir del cual el SAS asumirá las bajas de las funcionarias gestantes hasta el día antes de que la Seguridad Social les conceda el riesgo por embarazo. “Es un cambio de normativa a nivel andaluz, por lo tanto, es una gran victoria”.

Con esta nueva medida del Ejecutivo regional, las empleadas públicas embarazadas que estén incapacitadas temporalmente “quedarán protegidas mientras solicitan el riesgo por embarazo. No se les dará el alta, como venía ocurriendo hasta ahora”, celebra De León, responsable de Espacio Feminista en Ustea.

“La propia delegada de Salud, Isabel Paredes, reconoció en una reunión que mantuvimos recientemente que este nuevo protocolo es una victoria sindical de Ustea”, comenta satisfecha María Jesús de León.

Lo cierto es que fue este sindicato el primero en dar la voz de alarma sobre los casos de altas forzosas que se estaban produciendo en la provincia de Cádiz por parte de la Inspección Médica, sobre todo, en el ámbito de la educación.

“Hemos arrancado el compromiso del delegado de Educación, Miguel Andreu, para revisar uno a uno todos los casos de docentes que se han visto obligadas a adelantar sus permisos maternales para no reincorporarse a sus puestos de trabajo tras recibir el alta forzosa del tribunal médico”, especifica la representante de Ustea. “El objetivo no es otro que estudiar la posibilidad de revertir estos casos en los que se ha anticipado la baja maternal”.

Además, explica María Jesús de León, “aprovechando la buena disposición al diálogo, hemos lanzado a la Administración varios desafíos a largo plazo. Por ejemplo, que cualquier trabajador –no sólo las embarazadas– que reciba el alta de oficio por parte del Servicio de Inspección, tenga un tiempo para reclamar sin tener que incorporarse. También, que se fomenten medidas que verdaderamente favorezcan la maternidad. Entre ellas, que cualquier trabajadora pueda abandonar su puesto a partir del sexto mes de gestación”.

La representante de Ustea aplaude que la administración “nos abra las puertas de para aportar ideas y abordar problemas futuros. Una cosa está clara y es que Ustea Cádiz seguirá luchando por los derechos laborales fundamentales de los trabajadores”.

CSIF y STAJ

Alberto Puyana, responsable de Sanidad en CSIF Cádiz, ha valorado positivamente el nuevo protocolo de la Junta de Andalucía que preserva las bajas de riesgo por embarazo de las funcionarias. “Todo lo que reporte beneficios para las trabajadoras nos parece fantástico”. Puyana ha subrayado que esta nueva medida tiene “una gran repercusión en el ámbito sanitario, en tanto que el riesgo biológico por contagio o enfermedades infecciosas es mucho mayor en este área para las empleadas embarazadas”.

Asimismo, el Sindicato de Trabajadores de la Administración de Justicia (STAJ) en Cádiz también ha recibido positivamente el anuncio del nuevo protocolo andaluz, “pues contribuirá a mejorar las condiciones laborales y de salud las empleadas”. “Vemos necesario que este protocolo se haga extensivo, no sólo al colectivo de funcionarias gestantes en situación de riesgo de embarazo, sino también a aquellas personas que sufren enfermedades graves y que por determinadas circunstancias han visto interrumpido su tratamiento, aun sin recuperarse totalmente de su enfermedad, porque han recibido el alta por parte de la Inspección Médica”, apunta STAJ.

Etiquetas

, ,

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios