Provincia

La Junta presenta el plan de transporte que busca superar el fracaso del de 1997

  • Hace 21 años, un 20% de los viajeros usaba el transporte público y un 80%, el privado

  • El PIT pretendía lograr un 35%-65%

  • La situación ha empeorado: el porcentaje es hoy 13%-87%

Dos autobuses circulan por la Cuesta de las Calesas, en la capital gaditana. Dos autobuses circulan por la Cuesta de las Calesas, en la capital gaditana.

Dos autobuses circulan por la Cuesta de las Calesas, en la capital gaditana. / fito carreto

Comentarios 3

La Junta de Andalucía presentó ayer en la capital gaditana el Plan de Movilidad Sostenible de la Bahía de Cádiz, un ambicioso instrumento de planificación de referencia destinado a impulsar el transporte público. El nuevo plan llega 21 años después del Plan Intermodal de Transportes (PIT), también promovido por la Junta, que compartía los mismos objetivos y buena parte de las medidas propuestas por el actual.

El PIT fue un rotundo fracaso, como quedó en evidencia nueve años después de su aprobación y reconoció el entonces gerente del Consorcio Metropolitano de la Bahía de Cádiz, Manuel Moreno. Cuando el PIT fue aprobado, en 1997, el 20% de los viajeros usaba el transporte público y el 80% recurría al vehículo privado, al automóvil. La idea consistía en modificar esos porcentajes: lograr un reparto modal 35%-65% público-privado. Pero en 2006 la situación continuaba exactamente igual: seguía en un 20%-80%.

Ayer, el delegado territorial de Fomento, Federico Fernández, explicó cuál es el panorama actual: el 87% de los viajeros recurre al vehículo privado y el 13%, al transporte público. Es una situación bastante peor que la de hace 21 años, desde el punto de vista de quien prefiere que crezca el uso del transporte público. Aunque el delegado no lo veía ayer de ese modo.

Este periódico quiso saber en la rueda de prensa su opinión acerca de la apuesta que han hecho en los últimos años las administraciones por el uso del vehículo privado, a la vista de los resultados y teniendo en cuenta el panorama actual, ese 13%-87% público-privado. Federico Fernández respondió que no es así, que las administraciones no han promovido el uso del automóvil. "Los datos que tenemos nosotros", dijo, "no van en ese sentido. Quien haya visto la evolución del transporte público en el ámbito del Consorcio, [observará que] el resultado es claramente positivo".

"Pero siendo positivo, no es suficiente", advirtió el delegado, que invitó a la gerente del Consorcio, Concepción Parra a comentar esta cuestión. Parra dijo que el uso mayoritario del vehículo privado es "un fenómeno natural" provocado por "la propia idiosincrasia territorial que tiene la Bahía de Cádiz, con grandes poblaciones pero con baja densidad de población".

"Esa baja densidad unida a la mejora de la red viaria", señaló, "es lo que hace que los desplazamientos en vehículo privado hayan crecido. Es un fenómeno que no hemos podido controlar como quisiéramos porque es algo natural, de cómo se han ido gestionando las ciudades y la infraestructura viaria que ha acompañado su desarrollo".

El caso es que la Junta vuelve a intentarlo. Y con un nuevo plan que prevé tener preparado definitivamente en el primer trimestre de 2019. El delegado del Gobierno andaluz, Juan Luis Belizón, que también asistió a la presentación del Plan de Movilidad Sostenible de la Bahía de Cádiz, señaló que se trata de "reducir aún más el uso del vehículo privado en favor del transporte público y de la bicicleta".

"Nuestro objetivo", dijo Belizón, "es favorecer una mejor movilidad de los ciudadanos y las ciudadanas y, sobre todo, una movilidad con una sociabilidad clara que evite emisiones de gases y que redunde en la salud y en el bienestar de cada uno de los ciudadanos".

Quizá el delegado de Fomento tenía ayer en mente el PIT de 1997, porque comentó (cuando le cedió la palabra Juan Luis Belizón) que lo primero que se plantearon en el pleno del consejo de administración del Consorcio fue diseñar un plan para llevarlo a cabo: "No podemos elaborar un plan de transportes de cara a la galería, como una buena declaración de intenciones, y que termine en las estanterías de la Junta sin una aplicación efectiva. Hemos hecho de verdad un ejercicio con un alto rigor técnico y diría que con una cierta valentía, porque si no cuestionamos el statu quo, difícilmente vamos a mejorar la situación".

La situación, agregó, es la ya mencionada aquí: un reparto modal 13%-87% público-privado. "Y dentro del transporte público, únicamente el 13% de los desplazamientos se realizan en tren. A pesar de que tenemos un tren que bordea todo el arco de la bahía de Cádiz".

Federico Fernández considera que no está mal lo que hace la Junta: "Lo que estamos haciendo, lo estamos haciendo bien", afirmó. "Pero claramente no es suficiente".

El ciudadano, explicó, debe contar con puntos estratégicos de fácil acceso al transporte público y al intercambio entre diferentes modalidades de transporte público. En el ámbito de los autobuses, se trata de habilitar intercambiadores. Jerez necesita reforzar esa materia; también El Puerto; y a Chiclana le hace falta un nodo de esas características.

El camino no es fácil. "Podemos tener magníficos puntos de encuentro y estaciones de autobuses pero si no tenemos una buena política de horarios, frecuencia de los servicios, puntualidad..., de nuevo el ciudadano optará por el vehículo privado", advirtió Fernández.

La Junta indicó ayer que el ámbito territorial de actuación del Plan de Movilidad Sostenible de la Bahía de Cádiz lo componen 12 municipios que conforman una aglomeración urbana polinuclear, lo que supone una población en estudio de más de 820.000 habitantes. La población media por municipio es superior a los 68.000 habitantes, más elevada, por tanto, que otras áreas metropolitanas en las que existe una única ciudad central y con otras ciudades alrededor de la primera de menor tamaño.

La distancia media entre poblaciones es reducida en general, lo que permite que exista una notable tasa de movilidad interurbana de modo habitual entre sus habitantes. Eso hace que los desplazamientos principales que se producen por diversos motivos (trabajo, estudios, médicos, compras, y ocio) no se limiten a la ciudad donde las personas residen. "De tal modo", señala la Junta, "que se puede, a modo de ejemplo, vivir en Jerez, trabajar en Cádiz con hijos estudiando en Puerto Real, e ir de compras/ocio a El Puerto de Santa María o a San Fernando".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios