Provincia

Juicio en Madrid a un sanluqueño acusado de liderar una red de narcos

  • El fiscal pide 6 años para Carmelo Hermosilla, que fue absuelto en 2007 al ser anulada una operación antidroga · En el banquillo se sientan doce procesados

Comentarios 1

Carmelo Hermosilla, vecino de Sanlúcar, nacido en 1975, fue absuelto en 2007 tras anular la Audiencia Provincial de Cádiz una operación antidroga de 2002 en la que fue detenido y que capturó 3,3 toneladas de hachís en Sanlúcar. Esta semana, Hermosilla se sentará de nuevo en el banquillo como acusado de traficar con hachís pero en esta ocasión será en Madrid, ante un tribunal de la Audiencia Nacional. El fiscal pide para él seis años de prisión. Lo acusa de liderar una organización de traficantes de hachís desmantelada en 2010, cuando cayeron dos cargamentos, uno de 2,2 toneladas.

El juicio comenzará mañana y consumirá varias sesiones a lo largo de este mes. En el banquillo, junto al acusado de dirigir la organización, se sentarán otros once procesados. Entre ellos están un hermano y un sobrino de Carmelo. El fiscal sostiene que el primero, J.M., nacido en 1976, era un miembro destacado de la organización, que se encargaba de las vigilancias y del apoyo logístico y de controlar la mercancía una vez que el hachís llegaba a las costas españolas.

Al sobrino de Carmelo, D.B., nacido en 1980, el fiscal también le atribuye labores logísticas: vigilar las embarcaciones de la Guardia Civil y de Vigilancia Aduanera que pudieran dar al traste con las operaciones de la organización.

En el reparto de papeles que el fiscal hace en su escrito de calificación provisional, el procesado C.M.P., nacido en 1962, aparece como lugarteniente y socio de Carmelo: responsable de todo lo relacionado con las lanchas semirrígidas, acompañante del jefe de la organización en sus numerosas citas y ayudante en la coordinación de las operaciones de tráfico de hachís.

C.M. fue condenado en 2002 a cuatro años y siete meses de prisión por trafico de drogas. En 2003 fue condenado de nuevo por el mismo delito a cuatro años de cárcel. Las dos sentencia son de la Audiencia Nacional.

El fiscal explica en su escrito de acusación que C.M. ingresó 29.564 euros entre 2005 y 2009 pero que en 2010, en una parcela de su propiedad, fueron intervenidos ocho caballos comprados con dinero procedente del tráfico de hachís. Uno de los caballos, de pura raza española, fue comprado por ese procesado por un precio de 12.000 euros, precisa el fiscal.

El escrito indica que a C.M. lo ayudaba con las compras la también procesada D.R., nacida en 1986, quien aparecía como titular en algunas transacciones; en concreto en la de una yegua comprada en 2005 por 4.000 euros y en la de un potro adquirido en 2008 por 5.800 euros.

La organización liderada por Carmelo Hermosilla estaba asentada en Sanlúcar, señala el fiscal, aunque extendía su radio de acción a toda la provincia de Cádiz y a las de Sevilla y Málaga y también a Ceuta. El cargamento de 2,2 toneladas de hachís cayó el 22 de marzo de 2010 en el río Guadalquivir, en el término de Lebrija. Iba en una semirrígida de unos nueve metros de eslora.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios