Contenido patrocinado por ASAJA

Jóvenes y camperos, ¿qué más se puede pedir?

  • ASAJA Cádiz, conscientede la importancia del relevogeneracional en elcampo, cuenta conuna sectorial dedicada a los jóvenes agricultores,ASAJAJóven, presididaporunajovenganadera de Tarifa,Paola delCastillo, y conungrupo cada vezmásnumerosode agricultores y ganaderos jóvenes

Alejandro Ruiz. Alejandro Ruiz.

Alejandro Ruiz.

El relevo generacional en el campo es de vital importancia y se hace imprescindible contar con una Administración que ponga todas las facilidades necesarias para ello “No se trata sólo de conceder ayudas a la incorporación de jóvenes agricultores, es fundamental agilidad en las mismas, que se resuelvan pronto y los jóvenes las cobren en el menor plazo posible. No se puede repetir lo ocurrido a la fecha con jóvenes a los que se les adeuda el 25% de la ayuda del año 2015 y el 50% de la ayuda del 2016. Medidas como la anunciada en estos días por el nuevo gobierno de la Consejería de Agricultura, de adelantar el 25% de la ayuda con solo justificar el inicio del proceso de instalación, son las que de verdad facilitan la incorporación de los jóvenes al campo. Medida que recoge una de nuestras reivindicaciones” explican Pedro Gallardo y Luis Ramírez, presidente y secretario general de ASAJA Cádiz.

La organización agraria en Cádiz, liderada por el equipo directivo y técnico con menor media de edad de todas las ASAJA a nivel nacional, ha puesto todas las facilidades para que los jóvenes se incorporen a ASAJA Cádiz y puedan reivindicar sus intereses y defender su profesión desde la principal organización agraria de la provincia. Y como se dice, para muestra un botón: Alejandro Ruiz y José Vázquez Huesa, jóvenes camperos de Jimena de la Frontera que son un ejemplo para todos los jóvenes que se quieran dedicar a la actividad agraria.

José Vázquez. José Vázquez.

José Vázquez.

A Alejandro le gustaba el campo desde que tiene uso de razón, ya que junto a su padre con 16 años empezó en el campo “es lo que he visto siempre en mi casa”, comenta Alejandro. Ayudaba a su padre en las labores del campo por lo que al poco tiempo se empezó a dar cuenta que era su mundo. A la edad de 23 años decidió incorporarse como joven ganadero cediéndole la ganadería su padre así como las tierras. En ese momento tenía 60 vacas y 60 ovejas. En la actualidad tiene 150 vacas y ha ampliado su explotación con fincas arrendadas de la zona e incluso se ha atrevido a ser agricultor, obteniendo en propiedad una pequeña parcela y plantando aguacates. También el caserío de este terreno lo dedicará al agroturismo.

Quiere dedicarse toda su vida a la ganadería y a la agricultura, pero también es consciente de lo complicado que es este mundo y que las ayudas son fundamentales para la incorporación de los jóvenes y para el mantenimiento de la población en las zonas rurales.

José Vázquez Huesa lo tuvo claro desde el principio, “pertenezco a la tercera generación de agricultores en mi familia, por lo que mi primera opción siempre fue el campo”. Por el año 1950 sus abuelos, José Vázquez Carrero y Mercedes Troya Zamudio, compraron una finca en el pueblo de San Pablo de Buceite (Jimena de la Frontera). En los años 60 desmontan un olivar de secano para poner unas 14 hectáreas de naranjas. Fue el primer riego por aspersión de la zona. “Durante los años 90 estuvo llevando la finca mi padre que la compaginaba con la profesión de dentista pero en 2015 decidí dejar atrás Ronda, la ciudad queme vio crecer, ymudarme al pueblo de mis abuelos”. Pronto entra a formar parte de la familia de ASAJA Cádiz “que hasta el día de hoy es como mi segunda casa. Me han ayudado desde el principio en lo referente a todos los trámites y preparación para mi incorporación como joven agricultor”. Actualmente se está encargando de transformar la explotación de cítricos en aguacates y nuevas variedades de naranjas.

"¿Problemas en el sector? Cien mil…pero gracias a ASAJA Cádiz siempre he conseguido seguir adelante en mis proyectos y alcanzar mis sueños".

Innovación en el sector agrario

Tanto Pedro Gallardo como Luis Ramírez, están impulsando la incorporación de jóvenes a ASAJA Cádiz, "tenemos que garantizar el relevo generacional en el campo porque tenemos el reto de alimentar a una población creciente que se espera que supere los 8.500 millones de personas en 2030, y esto lo tendremos que hacer de forma sostenible y respetuosa con el medio ambiente, para lo cual es necesario contar con jóvenes preparados y estando a la vanguardia en innovación en el sector agrario".