Provincia

Irene García copia a Griñán y cierra una ejecutiva sin críticos

  • El congreso provincial del PSOE se cierra sin consenso y con reproches mutuos de no querer aprobar una lista integradora · Alcaldes y ex regidores copan una dirección paritaria que logró un respaldo del 56%

Comentarios 17

La nueva secretaria general del PSOE de Cádiz, Irene García, emuló al máximo responsable de este partido en Andalucía, José Antonio Griñán, y a última hora del sábado cerró una ejecutiva provincial en la que destaca la ausencia de representantes del sector crítico. Ambas partes responsabilizaban ayer a la corriente contraria de que la integración prometida antes del cónclave provincial no lograra fructificar.

El nuevo órgano de dirección del PSOE de Cádiz ha quedado compuesto por 54 personas, es paritario y presenta dos aspectos destacados: su carácter municipalista, que viene dado por la presencia de siete alcaldes y de hasta nueve ex regidores y, por otro, la inclusión de una representante de Juventudes Socialistas, la jerezana Isabel Armario, como máxima responsable del área de Organización de este máximo órgano de dirección. Con respecto a la ejecutiva anterior que encabezaba Francisco González Cabaña, sólo repiten nueve de esos 54 componentes.

Este nuevo equipo que conducirá los destinos del Partido Socialista en la provincia gaditana los próximos años salió adelante con el apoyo de casi el 56% de los delegados que a última hora del sábado aún se encontraban en el hotel de Novo Sancti Petri, en Chiclana, en el que se desarrolló este congreso provincial. Este respaldo es prácticamente inédito al que había logrado horas antes la alcaldesa de Sanlúcar, Irene García, que fue proclamada nueva secretaria general al superar por 46 votos al otro candidato, el regidor de Barbate, Rafael Quirós.

Aunque ambos se habían comprometido públicamente a integrar en su ejecutiva a miembros de la candidatura derrotada en el caso de acceder a la secretaría general, finalmente eso no fue posible, lo que evidencia que la división interna en esta formación política no ha logrado ser subsanada en esta cita y se mantendrá latente al menos hasta que en septiembre se celebren los congresos locales que propiciarán la renovación en los órganos de dirección de las 55 agrupaciones con que cuenta el Partido Socialista en esta provincia.

Las negociaciones entre los griñanistas y el sector crítico -han dejado de ser oficialistas al perder el congreso- se prolongaron durante horas. Fuentes de la corriente ganadora de este cónclave afirmaban ayer que en estas conversaciones llegaron a ofrecer al equipo que lideraba Quirós hasta ocho puestos -cuatro secretarías y cuatro vocalías- en la nueva ejecutiva. El área más importante que estaban dispuestos a ceder era la de Formación. Desde la otra corriente reconocían ayer este ofrecimiento, aunque acusaron a los griñanistas de vetar muchos de los nombres propuestos, en especial el del propio regidor barbateño, y de querer imponer a los que se integrarían en la nueva dirección.

Estas conversaciones no fructificaron en lo concerniente a la comisión ejecutiva provincial pero curiosamente sí llegaron a buen puerto al cerrar la composición de otros órganos como, por ejemplo, el comité provincial y el comité director.

En la clausura del congreso, Irene García lamentó que no se lograra cerrar una ejecutiva de integración pero precisó que "no hay que verlo desde el punto de vista negativo sino que tendremos que trabajar para que en el futuro el respaldo sea mayor". Y añadió que este equipo que pasará a dirigir "representa el sentir mayoritario del partido, tiene vocación municipalista, es paritaria y además tiene a mucha gente joven y a personas que son una referencia de este partido manteniendo el equilibrio necesario".

El núcleo duro de la nueva ejecutiva estará compuesto por la propia Irene García (secretaria general), Manuel Jiménez Barrios (presidente), Juan Carlos Ruiz Boix (vicesecretario general), Isabel Armario (Organización), Fernando López Gil (Institucional), Rafael Márquez (Coordinación Política) y Francisco Menacho (Política Municipal)

Además de la propia alcaldesa de Sanlúcar, en este órgano de dirección han quedado incluidos seis alcaldes más: Juan Carlos Ruiz Boix (San Roque), Ángel Acuña (Algodonales), María José Villagrán (Algar), Noelia Ruiz Castro (Torre Alháquime), Isabel Moreno (El Gastor) y María José Lara (Grazalema). Aún más elevado es el número de ex alcaldes, que suman nueve: el propio Manuel Jiménez Barrios (Chiclana), Francisco Menacho (Olvera), Francisco Carrera (Medina Sidonia), Josefa Caro (Arcos), Antonio Verdú (Vejer), Ana Chacón (El Bosque), Pascual Collado (Jimena), Tomás Herrera y Diego Sánchez Rull (estos dos últimos de Algeciras).

Tras copar primero todos los puestos de la ejecutiva del PSOE-A y ahora los de la ejecutiva provincial, el rodillo de los griñanistas que ya empezó a intuirse en el escrutinio de las últimas elecciones andaluzas continuará ahora con la designación de los nuevos delegados provinciales de la Junta de Andalucía. Ayer se especulaba con la posibilidad de que mañana se nombre exclusivamente al delegado del Gobierno andaluz en Cádiz, una responsabilidad que salvo extraordinaria sorpresa recaerá en el isleño Fernando López Gil.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios