Provincia

Incertidumbre en la plantilla del agua al vencer en 2019 la concesión

  • Los trabajadores piden al gobierno y a los representantes políticos que aborden el futuro del servicio"con la mayor celeridad"

Operarios del servicio de alcantarillado, que forma parte también de esta concesión administrativa, en una imagen de archivo. Operarios del servicio de alcantarillado, que forma parte también de esta concesión administrativa, en una imagen de archivo.

Operarios del servicio de alcantarillado, que forma parte también de esta concesión administrativa, en una imagen de archivo. / román ríos

En agosto de 2019 -apenas unas semanas después de las próximas elecciones municipales- expirará la concesión administrativa para la gestión de los servicios de agua y alcantarillado de la ciudad. Inevitablemente, será uno de los temas de que marcará el debate político en las vísperas de esta nueva cita con las urnas. De hecho, hay formaciones políticas que ya se han posicionado al respecto y han empezado a reclamar la remunicipalización del servicio, conscientes de la oportunidad que les brinda esta coincidiencia de fechas. Se ha puesto en marcha una plataforma que defiende la gestión pública del agua y que tiene por objetivo abrir ahora este debate en la sociedad isleña. Para ello, intenta implicar en su lucha al movimiento vecinal, que es el colectivo más representativo de San Fernando. El pasado día 2 organizó un acto en defensa de la remunicipalización del servicio en el local social de la asociación de vecinos Bazán que fue el punto de partida de la campaña que pretenden desarrollar durante los próximos meses para que el mensaje cale en la sociedad.

Pero todo este movimiento, que tiene un evidente trasfondo político, no ha hecho sino acrecentar la incertidumbre de la plantilla que trabaja en los servicios de agua y alcantarillado, un total de 48 operarios que ayer -tras consensuarlo en un asamblea que se celebró en la jornada del pasado viernes- lanzaron un comunicado para hacer patente su preocupación ante la situación que se les presenta y los perjuicios que les puede acarrear. Temen, efectivamente, que el servicio se convierta en un arma arrojadiza entre una y otra formación con la excusa de la remunicipalización en plena campaña electoral. Y quieren evitarlo a toda costa. Por ello han pedido a todos los representantes políticos en general -y a la alcaldesa en particular- que aborde "con la mayor celeridad y prontitud posible" el futuro del servicio. Y, sobre todo, "que garantice el futuro de la actividad y de sus trabajadores".

La plantilla reconoce "la labor que ha ejercido y ejerce Hidralia en esta materia"

A la plantilla -así lo afirman en el comunicado- les preocupa que la gestión del agua se convierta en un tema electoral porque "podría dejar en vacío legal la renovación y continuidad del normal desarrollo de este servicio y su plantilla". Y lo explican. La entrada en vigor de la Ley 9/2017 de Contratos del Sector Público especifica en su artículo 29.4 que, en caso de vencimiento y dado que existan razones de interés público para no interrumpir la prestación del servicio, el contrato originario se prodría prorrogar hasta que comience la ejecución del nuevo "en todo caso por un periodo máximo de nueve meses". De ahí que los trabajadores adviertan de "los problemas que conllevaría la no renovación o que no se sacara a concurso público la mencionada adjudicación dentro de los plazos previstos por coincidir el pleno proceso de elecciones municipales y con la constitución de los nuevos gobiernos locales, dándose por consiguiente una más que previsible paralización de la actividad política municipal".

Es decir, que la coyuntura electoral y la evidente incidencia que tiene en la gestión pública durante varios meses, unida al pretendido debate de la remunicipalización del servicio y a los cambios de la normativa vigente, se suman también a la creciente inquietud de la plantilla.

Los trabajadores suscriben en líneas generales los términos de la declaración de Cádiz sobre el agua y que ésta sea gestionada como bien público. Pero aclaran: "Es necesario reconocer la labor que en San Fernando ha ejercido y ejerce la empresa Hidralia en esta materia".

De ahí que apremien al equipo de gobierno a resolver la situación del contrato cuanto antes, agilizando los trámites administrativos todo lo posible para resolver la situación de la concesión sin que se vea afectada por las elecciones y la constitución del nuevo gobierno municipal que los ciudadanos elijan en 2019 y sin tener que echar mano a una prorróga excesivamente larga que incurriera en ese "vacío legal" del que ya advierten los trabajadores. Todo, evidentemente, bajo la premisa fundamental de mantener en sus puestos de trabajo al medio centenar de operarios que integra actualmente la plantilla.

Por el momento, en el Ayuntamiento se trabajan otros grandes contratos, tales como el servicio de mantenimiento de parques y jardines o la nueva plica de los servicios de recogida de residuos y limpieza viaria. La gestión del servicio del agua y de alcantarillado no se ha puesto sobre la mesa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios