Provincia

IU demanda que Fomento gestione el empleo por el fin de la Mancomunidad

  • El PA considera que el acuerdo de disolución debe contener la exigencia de responsabilidades

El acuerdo unánime del Pleno del Ayuntamiento favorable a la disolución de la Mancomunidad del Bajo Guadalquivir no ha evitado reacciones críticas posteriores en la oposición municipal.

Por un lado, IU ha dicho que la decisión plenaria "demuestra que el PSOE y CIS gestionan los asuntos tarde y mal, como siempre", asegurando que hace más de un año la coalición izquierdista planteó que el Consistorio sanluqueño dejara la Mancomunidad . "Hoy podemos ver que Irene García y Juan Marín, con su demagogia de costumbre, pretenden hacer ver que han resuelto un problema al aprobar la disolución, cuando en realidad han sido y son parte del propio problema", afirmó.

Los izquierdistas, que exigen "depurar todas las responsabilidades administrativas, contables, penales y políticas" de la "mala gestión" de la entidad, señalando especialmente al PSOE y la alcaldesa, reclaman al Gobierno local que "deje de utilizar las políticas activas de empleo como armas arrojadizas y ponga punto final a la situación de parálisis de la Oficina de Fomento Económico en los últimos seis meses".

Por su parte, el PA criticó al Gobierno PSOE-CIS arguyendo que desde 2009 este partido viene proponiendo sin éxito abordar la "pésima gestión socialista durante los 25 años" de la Mancomunidad y la salida del Ayuntamiento de Sanlúcar de esta institución comarcal. Su portavoz, Antonio Prats, también se quejó de que el proceso de disolución no incluya "la depuración de las responsabilidades políticas y técnicas".

Sobre el préstamo para el pago de las deudas del Ayuntamiento con proveedores, aprobado en el mismo pleno, Prats manifestó que el plan de ajuste municipal "se basa en la subida de impuestos y los recortes de derechos a los ciudadanos". "El PSOE en el Gobierno local y el PP en el Ejecutivo central son lo mismo", apostilló.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios