Provincia

Fundación ONCE selecciona a una gaditana para su beca internacional

  • Cada año concede una ayuda para afrontar el Bachillerato Internacional a estudiantes con discapacidad de toda España

La jerezana Paloma Froján, que estudiará Bachillerato en Armenia. La jerezana Paloma Froján, que estudiará Bachillerato en Armenia.

La jerezana Paloma Froján, que estudiará Bachillerato en Armenia.

A sus 16 años, la gaditana Paloma Froján, con discapacidad visual, estudiará los próximos dos cursos (2018-2020) de Bachillerato en el centro de Dilijan, en Armenia, que posee Colegios del Mundo Unido (CMU), gracias a una beca concedida por Fundación ONCE.

Paloma ha acabado este año 4º de la ESO en el Colegio Albariza de Jerez. Ella ha sido la última alumna seleccionada por Fundación ONCE para disfrutar de la beca. La entidad concede dicha beca todos los años a un estudiante con discapacidad para que pueda cursar el Bachillerato Internacional en uno de los centros repartidos por el mundo que tiene Colegios del Mundo Unido.

25 estudiantes con discapacidad ya han disfrutado de las becas internacionales

Para esta joven jerezana, poder estudiar un año en Armenia es una gran experiencia. "Espero crecer como persona, conocer nuevas personas, culturas y describir y ampliar mis horizontes", cuenta Paloma Froján en un comunicado de Fundación ONCE.

En el ámbito académico espera poder recibir una educación 'diferente' y más precisa para lo que ella quiere estudiar en el futuro.

Paloma quiere seguir realizando sus aficiones en Dilijan, Armenia, y entre ellas destacan el dibujo, la danza, la música, la escritura, el cine y el teatro y a las que añade cocinar.

La lista de deseos que Paloma Froján comenzará a cumplir a partir del 21 de agosto es amplia, pero desea apuntarse a teatro y artes visuales de nivel alto, poder bailar, hacer acrobacias y tocar la guitarra. "Además me gustaría unirme al club de debates y al decathlon académico", añade.

Paloma habla con normalidad de su discapacidad.

La visión en uno de sus ojos se ha visto afectada debido a las distintas intervenciones por las que ha tenido que pasar a causa de un nevus en la cara. Su discapacidad le dificulta en algunas sus tareas, pero no le impide cumplir sus sueño de vivir y disfrutar de esta experiencia.

"Mi grado de discapacidad sí me afecta en algunas cosas del día a día, ya que tengo visón doble en uno de mis ojos. Llevo gafas con prisma y filtro para proteger mi retina, así que tengo todo lo posible para correguirlo. A la hora de leer o de estudiar me causa dificultad para concentrarme y para memorizar visualmente, así que uso otras técnicas, como estudio auditivo", explica Paloma.

Para disminuir esta dificultad lo único que necesitaría de ayuda sería algo más de tiempo en los exámenes, "ya que los exámenes escritos me cuestan y se me satura la visión con facilidad causándome mareos". Entre estas facilidades también están sentarse cerca de la pizarra para poder ver bien o usar una tablet para tener los apuntes en digital y poder ajustarlos a sus necesidades de tamaño de letra.

Isabel Martínez Lozano, comisionada para Universidad, Juventud y Planes Especiales de la Fundación ONCE, reconoce que "es fundamental que la discapacidad no sea un obstáculo para que los jóvenes puedan participar en estos programas tan enriquecedores, que permiten compartir un tiempo importante de la vida con personas de otras costumbres y culturas".

Recalca que para Paloma Froján cursar parte de los estudios fuera de España será una experiencia muy enriquecedora de la que no se debería privar a nadie por motivos de discapacidad.

La directora de Colegios del Mundo Unido, Berta Fraguas, coincide en las ventajas que supone para un alumno o alumna salir fuera de su ciudad o país y vivir esta experiencia. "Desde 1995 llevamos mandando chicos y chicas con discapacidad a nuestros centros y el balance no puede ser más positivo, claro que ha supuesto un reto, una aventura con sus dificultades, pero también una experiencia única para crecer y adaptarse a los cambios y fomentar la independencia personal", comenta.

Colegios del Mundo Unido cuenta en la actualidad con 17 centros en cuatro continentes. La organización está implantada en 156 países diferentes y en tan solo medio siglo desde su creación ha permitido que 45.000 alumnos y alumnas de más de 180 nacionalidades diferentes hayan pasado por las aulas de sus centros repartidos por el mundo.

Berta Fraguas explica que llevan más de 20 años colaborando con Fundación ONCE para que alrededor de 25 alumnos con discapacidad hayan participado en el programa gracias a las becas de Fundación ONCE.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios