Provincia

Cruce de reproches en el Parlamento por el "beneficio ilícito" de Pascual

  • IU le dice a Susana Díaz que Villamartín, Sanlúcar y El Puerto ya podrían tener su hospital público

Comentarios 4

El líder de IU, Antonio Maíllo, exigió ayer a la presidenta, Susana Díaz, que ponga fin al "monopolio" sanitario de la empresa Clínicas Pascual en la provincia de Cádiz, de lo que ha concluido que en Andalucía "no hay" cobertura total en salud, lo que ha negado tajantemente la socialista.

El dirigente de IU detalló en el Parlamento que el Consejo de Defensa de la Competencia ha emitido una resolución, a raíz de una denuncia de la Junta, en la que "se queja" de la posición de dominio de la empresa Pascual y de "abuso" de facturas del convenio.

"¿Dónde estaba cuando el Gobierno andaluz ha defendido la sanidad pública?"

Agregó que también se refiere a un "chantaje" a la Junta para que concertara si se ampliaban determinados servicios complementarios y que el Consejo de Defensa critica los 20 años que la empresa "monopoliza" la atención sanitaria en la provincia de Cádiz.

"Pese a esta resolución, el Gobierno andaluz ha vuelto a renovar el concierto a la misma empresa que ha denunciado", criticó.

Maíllo reseñó que la Agencia de la Competencia le ha dado "sopa con hondas" a la Junta porque ha abordado lo que ha ocurrido en "20 años" en los que la Administración andaluza ha estado "asumiendo que haya una empresa privada que monopolice la atención sanitaria" en zonas de la comunidad, y ha "consentido" que la referida empresa, a la que "denuncian por monopolio y prácticas abusivas", se haya llevado "164 millones de euros de beneficio ilícito" y "le han hecho un nuevo concierto que le da un beneficio de 34 millones de euros cada año".

El dirigente de IU indicó que con esos "164 millones de euros de beneficio ilícito" se podría haber construido "tres hospitales en Villamartín, Sanlúcar y El Puerto, y nos ahorrábamos concierto".

"Aplíquese el cuento, señora Díaz, porque el señor Pascual la tendrá en un altar y eso sí que es red clientelar. ¿Qué diría usted si esto lo hiciera el PP?", planteó Maíllo, que sostuvo que estos conciertos no garantizan los servicios públicos.

La presidenta Susana Díaz afeó a Maíllo que cuando su partido estaba en el Gobierno andaluz también había conciertos con Pascual y que haya participado en la campaña "tóxica de la derecha" contra la sanidad pública.

"Si alguien se tiene que aplicarse el cuento es usted. ¿Donde estaba cuando el Gobierno andaluz ha defendido la sanidad pública?. Este Gobierno ha aguantado la presión de la derecha, con ustedes de coartada, para hacer nuevos conciertos con la sanidad privada", censuró.

Por todo ello, Susana Díaz le pidió a Maíllo que "por una vez" ponga por delante de sus intereses los de Andalucía, en lugar de "ganar puntos haciendo el juego a la derecha".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios