PUERTO REAL

Mas de 150 alumnos de Puerto Real se quedan sin almuerzo en el comedor escolar

  • Hasta tres centros educativos tuvieron problemas por un "incidente" en el camión de reparto del catering 

Uno de los pasillos de la Escuela Infantil Elvira Lindo Uno de los pasillos de la Escuela Infantil Elvira Lindo

Uno de los pasillos de la Escuela Infantil Elvira Lindo / C.P. (Puerto Real)

Eran las 14:19 horas del lunes cuando los padres de los alumnos de la Escuela Infantil 'Elvira Lindo' de Puerto Real, los de aquellos que hacen uso del comedor escolar, recibían este mensaje: “Ocurre un lamentable incidente en el comedor. A esta hora aún no ha llegado la comida. Posiblemente el primer turno salga sin comer”. Además invitaban a los padres, a los que podían hacerlo, a recoger a los hambrientos alumnos del colegio.

Y así ocurrió. Más de un centenar de escolares de la Escuela Infantil (de entre 3 y 5 años) y de hasta tercero de Primaria del colegio Arquitecto Leoz, que es donde se ubica el comedor escolar, se marcharon a casa sin comerse los garbanzos previstos en el menú del día.

Según explica la dirección del centro, el camión que habitualmente llega a primera hora de la mañana con la comida de catering para toda la semana "no llegó hasta las 14:30 horas". A esto hay que sumar que se trata de “comida precocinada”, por lo que se necesita de, al menos, una hora más para que esté a punto para los escolares. Imposible que estuviese a tiempo para quienes comen en el "primer turno" y tarde para los del segundo.

El enfado del centro fue máximo. No solo por tener que gestionar a un centenar de niños hambrientos, sino porque nadie les daba una explicación ni una solución. "Si lo hubiésemos sabido se hubiese trabajado en una alternativa. Aunque fuese en los supermercados cercamos. Pero nadie nos respondía al teléfono y las trabajadoras del comedor tampoco sabía lo que pasaba".

Sin embargo, en el colegio Reggio, donde se vivía la misma escena, sí sabían del retraso motivado en "un incidente en el camión de reparto". En ese centro, alrededor de cincuenta alumnos, también muy pequeños, se tuvieron que conformar con compartir una ensalada “que era lo único que había en las cocinas”, asegura la dirección de ese centro. Al Reggio, los garbanzos llegaron a las tres de la tarde para empezar el mismo procedimiento de calentamiento. Así, mas de medio centenar de pequeños se fueron sin comer, y el segundo turno lo hizo mucho más tarde.

Por lo tanto, también enfado en toda la comunidad educativa del colegio. Y es que, aunque el centro entiende que un accidente de trafico o una avería es algo que puede suceder, su enfado era porque cuando vieron que la comida se retrasaba llamaron a la empresa y obtuvieron como respuesta un "ya va para allá. Poned el horno a calentar".  Algo que no sucedió hasta varias horas después.

"Incluso planteamos ir a comprar pan y embutidos por dar algo a los alumnos pero nos dijeron que no, que llegaría", dicen en el colegio Reggio.

Además de en estos centros, el colegio Río San Pedro también tuvo problemas este lunes en el comedor, debido a los mismos incidentes.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios