Provincia

Cae una red que introducía hachís en Europa con dos detenidos en la provincia de Cádiz

La Guardia Civil ha desarticulado una red criminal dedicada a la introducción de hachís en Europa que tenía ramificaciones en Bizkaia, Málaga y el Campo de Gibraltar, con la detención de seis personas, dos de ellos en la provincia de Cádiz, y la intervención de 520 kilos de esta droga, según informó ayer la Delegación del Gobierno en el País Vasco.

Los detenidos utilizaban camiones de gran tonelaje dedicados al transporte de mercancías legales entre las que ocultaban la droga, que era introducida en España desde África, inicialmente a través de planeadoras o "gomas" que atravesaban el Estrecho, según informó ayer la Guardia Civil. Debido a la intensificación del control policial en este zona durante las últimas semanas, la Guardia Civil constató la variación del método para introducir la droga, ya que la organización criminal comenzó a utilizar dobles fondos en camiones, ocultando el hachís en los depósitos de combustible.

Tras superar los primeros controles fronterizos, la sustancia estupefaciente era custodiada por la organización en los almacenes denominados "guarderías", antes de ser trasladada a su destino final en otros camiones que se dirigían al norte de España con intención de acceder a Francia, que era el destino final. El hachís se ocultaba en cajas de madera que contenían motores de gran tamaño que se transportaban en remolques de camiones, confeccionando los miembros de la organización albaranes falsos para justificar los envíos. La Guardia Civil ha interceptado dos camiones, uno con 520 kilos de hachís y un segundo, con dobles fondos, el cual habría sido utilizado para la introducción de la droga en la península.

El precio de la droga incautada en España sería de más de 800.000 euros, aunque en Francia podría llegar a 1.140.000 de euros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios