Provincia

Bornos nombra Hijo Predilecto a Manuel Jiménez Barrios

  • El vicepresidente de la Junta de Andalucía recibe la distinción del pueblo que lo vio nacer

El vicepresidente de la Junta de Andalucía, Manuel Jiménez Barrios, se sintió ayer más bornicho que nunca al recibir de la mano del Ayuntamiento de Bornos la distinción de Hijo Predilecto "por su entrega y disposición" al pueblo que lo vio nacer hace 60 años. Un reconocimiento que el que fuera alcalde de Chiclana durante 10 años agradeció a la Corporación Municipal local y quiso compartir con su familia, alcaldes serranos, cargos institucionales provinciales y vecinos del municipio.

"En un mundo tan complejo tiene mucho mérito que un alcalde de otro partido (el bornense Hugo Palomares, de IU) te quiera conceder la distinción de Hijo Predilecto. Espero estar a la altura y saber representar a Bornos por el mundo", dijo un emocionado Jiménez Barrios, en el inició de su intervención tras la concesión del mérito por el Ayuntamiento, en un acto celebrado en la sala de exposiciones del Castillo Palacio de los Ribera.

Familiares, bornenses y políticos arropan al homenajeado en el acto institucional

Un escenario que lo metió de lleno en su infancia, la patria de los niños, donde los recuerdos y los olores se fijan para siempre. Y que, en su caso, Bornos ocupó los ocho primeros años de su vida. Después vivió en San Roque y posteriormente en Chiclana, donde la familia fijó su residencia. "Provengo de una familia corta por parte de padre y de una familia muy larga por parte de madre. Permítanme que me acuerde de mis padres, José y Cristina, por ser quienes me trajeron al mundo en la calle Alta. Y luego, entre el pantano de Bornos y la calle Arrieros número 19, transcurrió la parte más importante de mi infancia", dijo, reconociendo lo difícil de disimular el orgullo de sentirse querido por la localidad.

Jiménez Barrios realizó un semblante de sus años infantiles. Revivió otra vez "la tienda de Isabelita, en la calle Arrieros; la plaza de abastos, donde tenía un puesto mi tía Carmen; el casino en el Castillo, donde probé, a mis pocos años y por primera vez, la maravillosa tortilla de gambas de mi tía Luisa". Habló del jardín renacentista de los Ribera, una inmensidad a los ojos de un niño y que "hoy siempre traigo a alguien para verlo y enseñarlo con orgullo". Y arrancó risas rememorando las obligadas degustaciones de la leche en polvo de los americanos o la Operación Carretilla para arreglar el Convento bornense. Habló de su partida hacia San Roque, "sentado en un camión de mudanzas, junto a mi hermana" y de su llegada a Chiclana, donde iniciaría su carrera política, culminando como alcalde de esa ciudad.

"Tengo el gran honor de sentirme arropado y reconocido por mi pueblo, Bornos, en este acto y quiero creer que este reconocimiento tiene mucho que ver con mejorar la vida de la gente, porque esa es la razón primera y última de los que elegimos la política por vocación". Se refirió a su vinculación con algunos proyectos locales. Y referenció apuestas que han llegado hasta el pueblo como la apertura de un centro de salud nuevo, la puesta en marcha de la depuradora, infraestructuras deportivas, eventos culturales, entre otros.

Tuvo palabras cariñosas para su mujer Manuela y sus dos hijas, Cristina y Marina. "Sin ellas y sin su apoyo no podría haber llevado a cabo las labores que he desempeñado estos años". Y de agradecimiento a la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, por encomendarle "el más importante de los encargos" de su vida: ser vicepresidente y consejero de la Presidencia.

Por su parte, el delegado provincial de Salud, el bornense Manuel Herrera, participó en el homenaje con palabras de gratitud hacia su persona. Y cerró el evento, el alcalde de la localidad, Hugo Palomares (IU), junto a los ex regidores Fernando García (PP) y Juan Sevillano (PSOE), agradeciendo a Jiménez Barrios su "plena disposición" por el pueblo. "Nos sentimos muy satisfechos porque siempre has dicho a los cuatro vientos tus orígenes. Como alcalde, te pido que sigas ayudándonos porque son muchas las necesidades que aún tenemos. Pese a que somos de ideologías diferentes, nunca te ha importado echar una mano. Algo que tendríamos que poner en práctica siempre los responsables políticos", afirmó Palomares.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios