Provincia

Atlanterra, en pie de guerra por el suministro de agua

  • Los vecinos se quejan de una canalización insuficiente para abastecer a las viviendas

  • El Ayuntamiento sopesa varias soluciones

Las urbanizaciones de Atlanterra, dentro del término municipal de Tarifa pero pegado a Zahara de los Atunes. Las urbanizaciones de Atlanterra, dentro del término municipal de Tarifa pero pegado a Zahara de los Atunes.

Las urbanizaciones de Atlanterra, dentro del término municipal de Tarifa pero pegado a Zahara de los Atunes. / E.S

Comentarios 4

La asociación de vecinos de Atlanterra, en el término de Tarifa, se encuentra en pie de guerra por el problema de abastecimiento de agua que sufren. Los habitantes de esta urbanización tarifeña se quejan de la falta de suministro debido a que el caudal que llega hasta sus casas es insuficiente.

Según José María González, presidente de esta asociación, durante el invierno, no más de 500 vecinos habitan esta urbanización. Sin embargo, como la mayoría son segundas residencias, en verano alcanzan los 20.000 ocupantes. Es entonces cuando surge el déficit de abastecimiento.

El alcalde espera tener definido el proyecto del pantano para septiembre u octubreLos vecinos acusan al Consistorio de dar licencias de obra sin la infraestructura de agua

El pantano de Almodóvar y los manantiales propios del municipio son los encargados de aportar agua a la zona. La red de agua existente en la urbanización está compuesta por una tubería de fibrocemento de diámetro 400 milímetros, con una capacidad de suministro de 4.000m3/día. Aquí es donde radica el problema: Los vecinos consumen actualmente 6.896 m3/día, según indica el informe que recoge el proyecto de abastecimiento de agua potable desde el embalse de Almodóvar a la urbanización Atlanterra en Tarifa, de marzo de 2017.

A esto hay que sumar que se están realizando nuevas construcciones para el campo de golf y hoteles de los que se prevé un consumo futuro de 3.269 m3/día. Es decir, se alcanzarían los 10.255 m3/día , más del doble de lo que se puede abastecer la urbanización.

Los algo más de 1.800 miembros de la asociación de vecinos están cansados de una situación que se repite cada verano. Le han enviado al Ayuntamiento de Tarifa más de 70 escritos comunicándole las deficiencias que sufren, pero no reciben respuesta práctica, tan solo que se estudia una solución.

"Tenemos dos alternativas, una es un proyecto para incluir una tubería que traiga agua del pantano del Almodóvar a un sector y el otro es conectarnos con la zona gaditana a través de Barbate", explicó ayer a esta redacción Francisco Ruiz, alcalde de Tarifa. Además, añadió que se está trabajando con la Consejería de Medio Ambiente y planificación hidrológica para poder ponerlo en marcha lo antes posible.

La opción de cambiar la red de canalización antigua por una nueva también podría contemplarse, según indicó el alcalde, aunque ahora se centran en estas dos primeras posibles soluciones.

"Una de las alternativas está muy avanzada, pero tenemos que cerrar algunos flecos y esperamos tener algo bastante sustancial en la alternativa del pantano para septiembre u octubre", esbozó el alcalde.

En cuanto a la conexión con la zona gaditana "es una solución más compleja porque concierne a dos municipios, el nuestro y el de Barbate", comentó Ruiz. Esta idea fue presentada a los vecinos el año pasado en el pleno de 25 de julio de 2017, cuando el Ayuntamiento anunció que había tramitado una solicitud en junio del 2017 al Consorcio de Aguas de la Zona Gaditana sobre el abastecimiento de refuerzo durante la época estival para la zona de la Urbanización de Atlanterra. Añadiendo ese mismo día que se invertirían progresivamente más de 5 millones de euros para mejorar toda la red de abastecimiento, hecho que los vecinos no llegaron a vislumbrar.

A los vecinos les preocupa hasta dónde puede llegar esto. "El consumo de agua en verano no es suficiente, no hay para todo el mundo. Aqualia lo que hace es que baja la presión, por lo que no llega el agua a todos los sitios y nos sale únicamente un chorrito", explicó el presidente de la asociación de vecinos de Atlanterra.

"El problema es que se está construyendo, y no hay problema en que se construya, pero antes de construir, que se haga la infraestructura para que llegue el agua a estos sitios. El Ayuntamiento dice que se nos garantiza el agua, pero no es cierto porque no tienen ningún informe oficial de la Agencia Andaluza del Agua ni de Confederación, tan solo los de Aqualia", explicó González.

Según el acuerdo de la comisión provincial de ordenación del territorio y urbanismo de enero de 2007, la empresa privada de abastecimiento de agua no tiene competencia administrativa alguna para realizar este informe sobre disponibilidad de recursos, sino que lo debe realizar el organismo competente de los recursos hídricos.

"Aqualia es la fontanera de Tarifa, por así decirlo. Se encarga de la gestión, pero no del suministro, por lo que su informe no es suficiente", aclaró el presidente de la asociación.

Para los habitantes de la zona, el Ayuntamiento está jugando con ellos, sobre todo al conceder licencias de primera ocupación sin haber ejecutado antes las obras para el abastecimiento de agua como solicita la Agencia Andaluza del Agua.

"Si no hay informe de garantía de agua no damos licencia. Hacemos perspectiva de una serie de proyectos que vayan desarrollándose, pero es la concesionaria la que nos tiene que decir si estamos al límite o no para poder conceder más licencias de obra", reseñó el alcalde del municipio, quien añadió que manejan datos que indican que está garantizada el agua para abastecer a Atlanterra, aunque son conscientes de que es necesario mejorar las infraestructuras.

Los vecinos se sienten abandonados. "Pagamos de IBI casi cuatro millones de euros y la única actuación que han tenido en un año en Atlanterra es que han hecho dos badenes", comentó José María González. A esto se suma que únicamente cuentan con un barrendero que tiene que llegar a la zona en su coche particular, equipado con una escoba, un recogedor y bolsas de basura en el bolsillo, para casi tres kilómetros de viviendas.

"Si hay 40 farolas en la calle, 21 están fundidas. La Policía Local por más que se le llama no viene desde hace un año y además, por las noches en algunas zonas se hacen carreras de coches que van hasta las rotondas, que ya de tanto insistir al final en los últimos días ha venido la Guardia Civil", indicó González.

Los vecinos ya no saben qué hacer ante la falta de servicios en su urbanización. Ahora esperan que el Ayuntamiento aporte soluciones a estos problemas mientras barajan otras opciones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios