Provincia

El fiscal jefe Antidroga pide más policías para el Campo de Gibraltar, una zona "muy deprimida"

El fiscal jefe Antidroga, José Ramón Noreña, cree necesario reforzar con más policías la zona del Estrecho de Gibraltar, donde hay una "auténtico problema de orden público" que considera "político, de Gobierno, no de los jueces y fiscales".

Noreña se muestra preocupado por la situación en el Campo de Gibraltar, ya que señala que el tráfico de drogas se ha convertido en un problema de "paz pública" generado por bandas de narcotraficantes que se enfrentan directamente contra los cuerpos de seguridad del Estado. "Habría que reforzar con unidades policiales distintas de las investigadoras", opina Noreña, que insiste en que no es un asunto "de hace un año", sino que se ha hecho más visible desde entonces.

El fiscal destaca que se trata de una zona "muy deprimida" y que las personas que trabajan para los narcos tienen "una formación mínima", por lo que es complicado darles alternativas de trabajo cuando los delincuentes les pueden pagar "cinco o diez veces más". En su opinión, aunque hay algún movimiento ciudadano que lucha por la paz social, es un tema "difícil de abordar" porque mientras un sector de la población está al servicio de los narcotraficantes, otro no reúne el valor para denunciar. "Algún movimiento ciudadano hay, pero no importante", agrega.

Noreña distingue entre dos actividades "muy distintas" que llevan a cabo los narcos en la Bahía de Algeciras, con la introducción de cocaína con contenedores a través del puerto y el transporte de hachís desde Marruecos. El fiscal señala que el tráfico de cocaína es "muy importante desde el punto de vista económico, pero no genera la alarma social que causa el tráfico de hachís a través de lanchas cruzando el Estrecho". Es esta última actividad la que genera "problemas de auténtico orden público, pero no entre grupos de narcotraficantes, sino contra los agentes que luchan contra ellos".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios