Provincia

"En Andalucía puede crearse industria al rebufo de Airbus como en Toulouse"

  • Este joven sevillano consigue una beca Talentia para seguir su formación en Ingeniería en California. No duda de que los conocimientos que adquiera le servirán para regresar con más fuerza a su tierra

Comentarios 1

La formación académica de muchos andaluces hace que su futuro profesional se acerque a sectores hasta hace muy poco desconocidos. Es el caso de Alejandro López Ortega, un joven sevillano de 22 años cuyo curriculum profesional le ha llevado a recorrer distintos países. Tiene clara su meta: la ingeniería aeronáutica. Por esta formación, Alejandro recibe este fin de semana en Madrid el premio del Colegio Oficial de Ingenieros Aeronáuticos de España al mejor expediente académico de la Escuela de Sevilla.

-Ha recibido la beca Talentia para seguir su formación en EEUU. ¿Preparado para el reto?

-Es un paso adelante. El último año estuve de becario Erasmus en Toulouse (Francia), que se puede decir que es el gran polo aeroespacial europeo. Cambiar de continente siempre supone un reto que no se reduce al aspecto académico o profesional, sino también al cultural y al social.

-Su formación académica, ¿fue decisión de última hora o siempre quiso especializarse en este campo?

-El campo de la ingeniería en general siempre me ha atraído. En cuanto a la elección de la aeronáutica, no tuve grandes dudas desde que cursaba la Educación Secundaria. El mundo de los aviones, el espacial y otras disciplinas muy relacionadas con temas que se tratan en nuestra carrera, por ejemplo la estrecha relación entre la Fórmula 1 y la aerodinámica, siempre me han resultado interesantes.

-Como sabrá, las provincias de Sevilla y Cádiz están fuertemente ligadas al desarrollo industrial y aeronáutico. Desde su punto de vista, ¿qué futuro le aguarda a este sector en Andalucía?

-Sevilla, con la nueva planta de montaje del A400M, se puede convertir en el tercer centro europeo de la Industria Aeronáutica, tras Toulouse y Hamburgo. Las plantas de Sevilla y Cádiz de la antigua CASA han hecho que en estas provincias se desarrolle una industria auxiliar importante, para lo que creo que estamos en buen camino. En cuanto al futuro, yo que he estado durante un año en Toulouse he podido comprobar que la ciudad, y gran parte de la región de Midi-Pyrénées, vive y crece al rebufo de Airbus y las distintas empresas de EADS. Aquí en Andalucía se podría dar una situación similar, ya que las industrias se suelen crear alrededor de las plantas finales de ensamblaje.

-Las últimas apuestas aeronáuticas en Cádiz pasan por la consolidación de un grupo netamente andaluz que pase a ser el principal suministrador de Airbus. ¿Qué le parece esta opción?

-En la historia de la industria auxiliar andaluza ha habido algunos intentos de aunar esfuerzos. Andalucía Aeroespacial fue una iniciativa para poder optar a los grandes contratos de Boeing, Airbus, Embraer, y otros fabricantes. Aquella experiencia no resultó, pero hay que aprender de los errores para no repetirlos, porque para optar a los contratos importantes es necesario tener el capital humano, tecnológico y financiero necesarios y esto se consigue con cooperación entre empresas de menor nivel, que es lo que predomina en Andalucía.

-¿Cree que España debería aumentar su participación en Airbus? ¿Estaría preparado este país para afrontarlo?

-Viendo el accionariado de España en EADS, donde tenemos algo mas del 5%, y lo comparamos con Francia y Alemania, estamos en franca desventaja y por lo tanto nuestro peso en la toma de decisiones es muy pequeño. Creo que podemos estar preparados tecnológicamente para dar ese salto. Ya no sólo se realizan tareas de ensamblado y montaje, muchos de los desarrollos de los sistemas del avión se hacen en España, somos punteros en la tecnología de la fibra de carbono y en Sevilla no se han dejado de fabricar aviones durante casi todo el siglo pasado. Es un asunto económico y sujeto a una decisión política.

-¿Qué es lo que espera recibir de su aprendizaje en California?

-Espero recibir una visión diferente del mundo aeronáutico y espacial. Hasta ahora he visto la forma de trabajar y enseñar europea, y cuantos más puntos de vista se conozcan mayor amplitud de miras habrá en un dominio tan globalizado como la aeronáutica. Otro aspecto que me gustaría comentar es la colaboración que ofrece el máster que voy a cursar con el Jet Propulsión Laboratory de la NASA, que investiga nuevas formas de propulsión espacial.

-¿Piensa quedarse para trabajar en EEUU o volverá a su tierra?

-Creo que en Andalucía existen grandes oportunidades para el desarrollo profesional. La industria está necesitada de gente preparada y con una formación global que permita desarrollar de forma satisfactoria la industria aeronáutica de nuestra región. Uno de los objetivos de la beca es que los beneficiarios podamos contribuir al desarrollo tecnológico de Andalucía desde dentro.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios