URGENTE Muere un trabajador en Navantia San Fernando mientras trabajaba en las corbetas

Una última oportunidad

La ronda que inicia hoy el Rey con los partidos debería servir para formar Gobierno y no para confirmar una repetición electoral

Casi cinco meses después de haber ido a votar el pasado 28 de abril más de tres cuartas partes del censo electoral, dentro de una semana se convocarán automáticamente nuevos comicios a Cortes Generales si no media la elección de un presidente del Gobierno. Felipe VI ha convocado hoy y mañana a los partidos con representación en el Congreso de los Diputados para volver a pulsar los apoyos que el único candidato posible tiene, en este caso el presidente en funciones Pedro Sánchez, líder del PSOE. La ronda ante el Jefe del Estado debería ser una última oportunidad para que la clase política cumpla con su función y sea capaz de pactar la formación de un Gobierno y no para constatar que no hay otra alternativa que disolver las Cortes y convocar a las urnas a los españoles el próximo 10 de noviembre. Recurrir a los electores no garantiza, además, que otro escrutinio cambie sustancialmente la configuración de las cámaras legislativas. Por eso, insistimos, como hemos hecho en reiteradas ocasiones desde abril, en la necesidad de que los partidos políticos hagan el esfuerzo de pactar un Gobierno. Y si es un Ejecutivo libre de posiciones extremistas, mucho mejor. Todos los partidos tienen la responsabilidad de responder al desafío que supone la formación del Gobierno. En primer lugar, la formación que ha sido la más votada y que es la única alternativa posible para encabezar el Gabinete. Pero también es una obligación para partidos que consideran que el resultado electoral del 28-A les ha situado en la oposición. Basta recordar que los dos partidos que siguen en representación al PSOE, PP y Cs, garantizarían por sí mismos una estable mayoría absoluta en un pacto de legislatura o de coalición. La única opción que se ha negociado, un pacto entre PSOE y Podemos, no suma esa mayoría y depende de terceros, en este caso de partidos separatistas o nacionalistas. Ninguno de estos actores ha hecho lo suficiente para cumplir con la obligación de formar Gobierno y evitar otras elecciones. Singularmente el PSOE, que con 123 diputados apenas ha negociado con Podemos y parece que le viene bien ir a las urnas porque los sondeos le son propicios. Pero tampoco el PP y Cs han valorado que su obligación es asegurar que el sistema funcione. Repetir elecciones entraña el riesgo de desencantar al electorado y que la participación de noviembre sea, si se vota, claramente inferior a la de abril, que está entre las más altas en los 42 años de democracia recuperada. Apelamos, por ello, a que los partidos cumplan su función y faciliten al Rey la suya: que pueda proponer un candidato con opciones reales para ser investido presidente del Gobierno antes de que el 23 de septiembre haya que disolver las cámaras en cumplimiento del artículo 99 de la Constitución.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios