Muere Jesús Quintero Cuando una chirigota del Carnaval de Cádiz se disfrazó del Loco de la Colina

El necesario giro de la economía andaluza

Más allá de quién gane las elecciones, no se puede demorar más el debate sobre la necesidad de un cambio del modelo económico

El Observatorio Económico de Andalucía (OEA) ha llamado la atención sobre la necesidad de aprovechar la actual campaña electoral para iniciar un debate sobre el necesario giro que debe dar la economía de nuestra comunidad autónoma. El OEA, una institución independiente formada por profesionales y expertos, está convencido de que Andalucía necesita urgentemente un cambio en su economía para aumentar la capacidad productiva, su auténtico talón de Aquiles. Sólo así se podrá generar más empleo y las rentas suficientes para sostener un Estado de bienestar que cada vez es más difícil de financiar. Por eso sorprende, como indica el OEA, la falta de propuestas en este sentido por parte de los partidos que concurren a las elecciones autonómicas del próximo 2 de diciembre. Como suele pasar, el modelo económico apenas llama la atención de candidatos y ciudadanos, más allá de algunos lugares comunes que se repiten sin mucha convicción ni argumentos. Esta desgana podría ser comprensible en el PSOE, al que la ausencia de un modelo económico de éxito no le pasa factura y lleva ya 36 años ininterrumpidos en el poder (la casi totalidad de las encuestas indican, además, que volverán a ganar las elecciones), pero sorprende enormemente en otras formaciones, como PP o Cs, que sí deberían tener propuestas rompedoras y novedosas que convenciesen al electorado de la necesidad de un cambio en la Presidencia de la Junta de Andalucía.

Más allá de cuál sea la formación ganadora de los próximos comicios, el debate sobre el modelo económico debe ser uno de los ejes centrales de la próxima legislatura. Un dato ofrecido por el OEA nos muestra hasta qué punto la situación es preocupante: desde 2005, la región ha perdido 4,8 puntos de PIB por habitante. Es evidente que no podemos seguir así. Todos los partidos deben ser conscientes de que el modelo económico vigente no ha funcionado y de que es necesario, triunfe quién triunfe en las elecciones, cambiarlo.

Otra llamada de atención importante del OEA es sobre la repercusión más que negativa que tiene en nuestra economía la degradación institucional. Tristemente, en los últimos tiempos hemos tenido sobradas pruebas de este desgaste (caso ERE, Faffe...). Tener unas instituciones saneadas y competentes no sólo es necesario para una vida democrática plena, sino también para desplegar una economía competitiva que pueda sostener mantener el Estado de bienestar.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios