El conflicto latente entre EEUU y China

Elías Bendodo y Juan Bravo deben buscar su hueco de notoriedad en Madrid después de disfrutar de los focos andaluces

Desde hace dos décadas, cuando comenzó a extender su fórmula de capitalismo de partido único, China ha venido experimentado un notable crecimiento económico, comercial y tecnológico, y ahora aspira a convertirse en una potencia militar mundial que rivalice con Estados Unidos. Éste es el problema de fondo del conflicto que estamos viendo durante estos días en torno a Taiwán, un país con un estatuto muy singular, porque no es Estado, aunque funciona de facto como un país independiente de China, con Constitución y elecciones libres. El régimen chino aspira a una reunificación a largo plazo con su antigua isla, mientras que los taiwaneses quieren o seguir con su estatus -la mayoría- o ser independientes. La presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, así como su compañero de partido y presidente de Estados Unidos, Joe Biden, conocían de antemano que China respondería a la visita de la primera, lo que finalmente se ha traducido en unas maniobras militares con fuego real que han dejado aislado a Taiwán. Aunque la Comisión Europea, por boca de su Alto Representante, José Borrell, ha criticado la respuesta de China, a ninguno de los gobiernos continentales se le escapa las terribles consecuencias económicas que sus países sufrirían si, además de hacer frente a la invasión rusa de Ucrania, Pekín respondiera al suceso con restricciones comerciales. En buena parte, China es hoy la fábrica del mundo, y Taiwán, el primer productor mundial de semiconductores, el material ensencial de los chips. Es previsible que la escalada de tensión se comience a aliviar la próxima semana, pero el conflicto latente entre ambos países proseguirá porque China aspira ser una potencia militar especular a la de Estados Unidos. Esto es algo que tanto España como la Unión Europea deben interiorizar, China es un socio comercial potente, pero no se pueden establecer lazos que nos lleven a una dependencia del gigante asiático.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios