Sanidad, no es el momento de conflictos

Tanto la Junta como los profesionales de sanidad deben hacer un esfuerzo para rebajar la tensión. Lo contrariono se entendería en estos momentos

Los ciudadanos asistimos con inquietud a un conato de conflicto entre los profesionales de la sanidad y la Consejería de Salud y Familias. El detonante ha sido la orden por la que la Junta de Andalucía se arroga el poder de decidir unilateralmente sobre los descansos, las reducciones de jornadas o traslados del personal, algo que ya ha provocado la movilización de las principales organizaciones sindicales de médicos y enfermeros. De hecho, en el Hospital de la Merced de Osuna se han vivido momentos de máxima tensión por la dimisión en bloque de 13 altos cargos de dicho centro, frenada a última hora por una negociación in extremis con la Consejería de Salud y Familias. Es evidente el malestar de un sector profesional claramente agotado después de casi ocho meses de lucha contra una pandemia que, en estos días, vive sus máximos históricos. Según aseguraba una voz sindical, "en cinco meses, entre una ola y otra, no ha habido apenas contratos, no ha funcionado el rastreo, han sobrecargado a los profesionales de la Atención Primaria y ahora vienen con esto sin consensuarlo y con arrogancia". Ayer, sin ir más lejos, se dio a conocer que Andalucía había vivido su récord trágico en esta crisis sanitaria, con 95 fallecidos por coronavirus en 24 horas. Es evidente, por tanto, que no es el momento para movilizaciones en el sector de la sanidad, pues todos los esfuerzos deben centrarse en derrotar al virus. Pero también lo es que la Consejería de Salud y Familias debe ser especialmente sensible con unos profesionales que están agotados tras meses de lucha. En este sentido, hay que destacar el esfuerzo en gasto sanitario que ha realizado la Junta en sus Presupuestos de 2021. La dotación alcanzará su máximo histórico, con 11.566,6 millones de euros, incrementando esta partida en 716 millones, un 6,6% más que en 2020. Asimismo, desde el Gobierno andaluz se argumenta que los esfuerzos realizados han permitido alcanzar actualmente el mayor número de efectivos del sistema sanitario, superando los 118.000 profesionales. Con estos argumentos sobre la mesa sólo queda esperar que en ambas partes impere el sentido común y la voluntad de acuerdo. Lo contrario no sería comprensible.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios