editorial

Otra vuelta de tuerca

EL ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, dio ayer carta de naturaleza oficial a las próximas medidas de ajuste que adoptará el Gobierno para cumplir los objetivos de reducción del déficit público y las exigencias de la Unión Europea para acudir en rescate del sector financiero. Se confirma que, en esta ocasión, las medidas se orientan en favor de un aumento de los ingresos del Estado. Se trataría, en efecto, de un incremento de la recaudación por el Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA) sobre la base de reordenar los productos hasta ahora gravados con el tipo superreducido para pasarlos a tributar según el tipo reducido o el tipo general (en este último caso, un 18%). Montoro ha justificado el aumento por la enorme bolsa de economía sumergida, que ha convertido en deporte nacional la frase "¿Con IVA o sin IVA?", de modo que no haría falta, según sus palabras, subirlo si lo estuvieran pagando todos los que lo tienen que pagar por ley. Lejos quedan las descalificaciones de dirigentes del PP a anteriores subidas del IVA, de las que Mariano Rajoy dijo que eran "el sablazo del mal gobernante". Permanece, no obstante, la realidad objetiva de que una subida de este impuesto indirecto va en contra de la progresividad del sistema fiscal y significa un mecanismo más para que el consumo se retraiga, aplazando la reactivación de la economía. Pero el próximo paquete de medidas de recortes no se detiene ahí. El propio ministro de Hacienda ha anunciado que el Gobierno estudia una nueva ampliación de la jornada laboral de los empleados públicos y el sometimiento del trabajo de los funcionarios a una evaluación continua, de modo que ninguno piense que con sacar adelante la oposición ya es suficiente y que se imponga la idea de un régimen jurídico funcionarial semejante al de los trabajadores del sector privado. Finalmente, aunque sin marchamo oficial, se baraja también la revisión a la baja de las prestaciones por desempleo, aumentando sus requisitos y su duración y disminuyendo su cuantía. El próximo Consejo de Ministros se promete drástico.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios