Locura para ver a La Roja en Cádiz, que es la selección española con apodo más apropiado para La Pasionaria. España jugará por primera vez un partido oficial en el Ramón de Carranza, aunque con menos interés de lo esperado gracias (o por culpa de) al gol de Rodrigo en Suecia. Viene Malta, a la que le metimos 12-1 en Sevilla el 21 de diciembre de 1983. "Nuestra selección marcó doce goles, por ese motivo se clasificó...", cantaba 'Quince piedras' en un cuplé el año siguiente. Ya ni el Carranza es el mismo ni España le mete ya 12 a selección alguna por muy débil que sea. No hay futbolistas recios ni comentaristas que sueltan gallos presos de la euforia (Goolll de Señorrrrrrrr). Las calzonas de los jugadores no son tan apretadas ni los porteros tan malos como el recordado Bonello, que un fue un pionero navegando por las redes. Otros tiempos, pero viene Malta. Y eso suena a nostalgia infantil.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios