La AZOTEA de

Joaquín / Benítez / Jbenitez@ Diariodecadiz.com

A verlas venir

EL puerto de Cádiz debe temblar ante lo que se le avecina. Agazapados esperamos aún un dictamen medioambiental de Madrid para iniciar unos lentos trámites burocráticos, que más bien merecerían un golpe de mano, para licitar la obra de la futura terminal de contenedores. Algo tan necesario como la vida misma para su hoy y para su mañana. Todo quieto y parado mientras que el ministerio que ahora gobierna Rosa Aguilar anda mareando la Declaración de Impacto Ambiental. Sevilla promete y las mareas del Guadalquivir ya no servirán de excusa. El calado del río ya no será un problema. Allí andan día a día dándole vueltas a la cabeza para ver cómo conseguir acercar el 2020 unos años. Y mientras, Cádiz duerme. Torres más altas caen día a día. Y si no, que se lo digan a Algeciras que ve cómo cae su tráfico de contenedores por culpa de un nuevo vecino marroquí. Levántate y anda, como dijo aquel. Si no, estamos perdidos.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios