Torre Alta

Tito / Valencia

Un verano de titulares

Este verano se resiste a enmudecer políticamente y continúa ofreciendo titulares de gran notoriedad, los cuales me resultan muy difíciles de obviar y por consiguiente no me resisto a comentar.

No solo a nivel del Estado, donde la situación política es de una gravedad extrema y de una insolvencia absoluta que sitúa a la política española a nivel del bono basura. También en nuestra ciudad el verano no desconecta de la política y en su caminar, caluroso y repetitiva programación agosteña, nos deja una luz de esperanza y un despertar de mas de una década de espera para recuperar unos terrenos de Camposoto, que nos haga competitivos en el panorama turístico provincial y mas allá. Una recuperación que espera y necesita de algunos cambios mas acordes con el fin que se pretende lograr. Pero las relaciones son fluidas y cordiales y el entendimiento entre ambas administraciones, alcaldesa y Defensa, dibujan un mapa favorable para diseñar el complejo turístico que La Isla lleva soñando muchos años.

Defensa y el nuevo proyecto de ciudad tienen que ir de la mano. Conozco el modelo de ciudad que quiere la alcaldesa y esta unión forma parte de su idea de ciudad. Falta mucho, es un principio, pero La Isla lleva mucho tiempo sin moverse, y por lo tanto cualquier noticia importante, y ésta lo es, hay que celebrarla como se merece. Con prudencia, acostumbrado como estamos en esta ciudad a esperar, pero noticia importante sin discusión.

Por otro lado el Boletín Provincial publica, también esta semana, el acuerdo adoptado por la Junta de Gobierno Local sobre la creación de un complejo ecoturístico en la Leocadia. Es una zona afectada, otra más, por diversas administraciones que esperemos se pueda llegar a un acuerdo que compatibilice el medio ambiente con los intereses de la ciudad.

Pero este verano nos deja también la inauguración del Museo Naval en la antigua Capitanía General. Una gran adquisición para la ciudad de gran interés cultural. Creo que es la mejor aportación al patrimonio de la ciudad de los últimos tiempos. Por consiguiente, un verano con grandes titulares que despiertan una esperanza (con mucha prudencia) en el futuro de esta ciudad. No esta todo hecho, falta mucho, es un principio. Pero en una ciudad donde está todo por hacer, donde no se ha hecho nada importante desde hace algunas décadas, que se enciendan algunas luces ya es mucho.

Hay que remontarse años atrás, muchos años atrás, cuando desde el gobierno local se encargo un informe a una empresa privada sobre las potencialidades de esta ciudad. La conclusión, que La Isla miraba al mar. Todo un descubrimiento. Pues bien, desde aquella época, después del informe y otros más, hay que afirmar que La Isla continúa de espaldas al mar. Todos sus márgenes están esperando ser puestos a disposición de la ciudad para generar un nuevo sistema económico que cree riqueza y empleo. Esperemos y deseo que este sea el principio de un buen final.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios