tribuna libre

Ignacio García De Quirós / Portavoz Del PSOE

¿Por qué vender Apemsa?

QUIERO trasladar a la opinión pública una serie de reflexiones sobre la última genial idea del Gobierno de PP y PA: la privatización de la empresa municipal de aguas (con la entrada de un socio tecnológico). En primer lugar, la ciudadanía debe conocer que de este tema venimos hablando desde el anterior mandato, cuando denunciamos las negociaciones que el equipo de Gobierno ha realizado para sacar adelante la operación. Además, todas las veces que hemos mostrado nuestra preocupación por este hecho, desde el equipo de Gobierno hemos recibido toda clase de insultos, menosprecios y la exigencia de una justificación por nuestra parte para demostrar que lo relatado se ajustaba a la verdad. Y miren por dónde, el encargo que recibió el entonces concejal de Hacienda, David Páez, ha visto la luz, eso sí con alevosía y nocturnidad.

En aquellas fechas, gracias al empeño de la oposición, colectivos ciudadanos, trabajadores de la empresa y la posición electoralista del PA, se pudo detener, in extremis, la venta de la empresa. Siendo oportuno recordar que el actual alcalde se comprometió públicamente a no vender empresas municipales, ya que ese sería un gran error político.

En esta nueva intentona por privatizar, las manifestaciones vertidas por los señores Moresco y Ruiz en la rueda de prensa donde lo anunciaron, giraron en torno a que se hacía necesaria la entrada de un cualificado socio tecnológico, siguiendo indicaciones y directivas comunitarias que nunca han desvelado y que nadie conoce. También se justificaron aduciendo que ello no merma ni repercute negativamente en la calidad, el costo del servicio ni los derechos de los/as trabajadores/as, los cuales estarán plenamente garantizados.

Es decir, que el inversor va a aportar una importante cantidad económica, sin determinar aún, sin más contrapartida que pasar a ser titular del 49% de las acciones del capital social. O lo que es lo mismo, que una ONG, que es muy desprendida, va a regalar a los portuenses una astronómica cifra sin repercutir la inversión en las tarifas, en los derechos de los/as trabajadores/as y lo más grande; sin pretender recuperar la aportación realizada. Con el añadido de que tendrá que solicitar un préstamo del que no le van a cobrar intereses y que, para más inri, no tendrán que devolver.

Pues miren ustedes, esto no nos cuadra porque, ni las entidades bancarias ni las empresas privadas son ONGs, y todo inversor busca la recuperación de su dinero, cubrir los intereses financieros así como el legítimo beneficio industrial.

Visto lo visto mantengo que ni Moresco ni Ruiz están contando la verdad, aquí hay "gato encerrado", ya que si no nos van a subir las tarifas del agua, ni el servicio sufrirá merma y los puestos de trabajo se garantizan, todos nos preguntamos; ¿Cómo piensan estos señores recobrar su inversión?, ¿Como Dios manda?, ¿Por intervención divina?, contesten.

Desde el PSOE estimamos que la empresa querrá recuperar su dinero como se está haciendo en otras ciudades donde la operación ya se ha llevado a cabo (Huelva, San Fernando, Madrid…..), esto es, de los exprimidos bolsillos de los portuenses que verán incrementado el coste del servicio por subidas constantes de tarifas y otras repercusiones o minoraciones, a saber; incrementos de tarifas, si no de inmediato dentro de unos años, reducciones de cargas salariales mediante la amortización de puestos de trabajo o reducciones de plantilla por otros conceptos. Reducción de las inversiones y del mantenimiento de la red con lo que el deterioro y la obsolescencia de las infraestructuras será notorio y quedarán como rémora para que sea el Ayuntamiento quien se vea obligado, transcurrido el plazo del contrato, a realizar las inversiones reparadoras necesarias a coste de nuestros bolsillos.

Consideramos que la gestión íntegra corresponderá a la empresa privada, nosotros tendremos el 51% del paquete de las acciones de forma testimonial ya que nos limitaremos a darle el visto bueno a los incrementos de las tarifas y perderemos todo el control de la gestión ya que ésta será exclusiva de la empresa privada. Esperamos poder participar en la elaboración de los pliegos, si es que no están redactados y cerrados.

Sobre el papelón del actual consejero delegado, miembro del PP, solo recordarle que está para gestionar la empresa y no para reprender y menospreciar o desprestigiar a quienes no estamos de acuerdo con la medida que van a ejecutar.

Por todo ello le pedimos a los verdaderos urdidores de esta lamentable operación, Enrique Moresco y el arrepentido Antonio J. Ruiz: Vender Apemsa por 30 monedas, NO.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios