Con la venia

Fernando Santiago

fdosantiago@prensacadiz.org

Estar con los vecinos

CADA da vez que escucho a un político de la oposición decir "apoyaremos todo aquello que sea bueno para Cádiz" pienso que no tiene ni idea. ¿Alguien quiere algo malo para Cádiz? No hay una receta única de lo que es bueno o de lo que es malo, no creo que el gobierno local quiera nada malo para la ciudad, otra cosa es que algunas de las iniciativas que emprende puedan perjudicar. Era una milonga que usaban mucho los del PP en la oposición a Carlos Díaz, sobre todo cuando no se leían los expedientes o cuando no entendían algo: apoyaremos lo que sea bueno para Cádiz , asunto zanjado. Se lo escucho ahora a Domingo Villero, a veces a Mara Rodríguez, imagino que porque no tienen una idea clara de cuáles son las mejores propuestas para la ciudad o porque así esconden no haberse leído los expedientes. En este sentido debe ser que todo aquel que tenga ideas propias es porque no quiere a Cádiz. Cuando se presentó el proyecto de Harinera Vilafranquina que pretendía un silo muy alto en la Zona Franca, propusimos un edificio de menor impacto visual a lo que el difunto Alfonso Carlos García González Betes nos dijo que estábamos en contra de Cádiz. La regla patriótica, por decirlo de algún modo, se ha venido aplicando en todas direcciones, casi siempre por aquellos que no tienen inteligencia suficiente para mostrar otros argumentos. Ahora le ha tocado el turno a Martín Vila: el que no apoye su propuesta de ordenanza para limitar los hoteles y los edificios de apartamentos turísticos no está con los vecinos de Cádiz. En su presión al PSOE dijo que los socialistas debían decidir si estaban con los vecinos o no. Es decir, si apoyan su propuesta están con los vecinos y si no la apoyan están en contra.

Aparte del pensamiento simplista que implica el argumento, esconde un concepto autoritario de las ideas políticas: solo lo que él proponga es bueno, todo lo demás está en contra de Cádiz. El argumento del estudio de Visedo es delirante, todavía no se ha explicado el motivo por el que le encarga a un compañero de partido un contrato menor sin publicidad que al final dice lo que él mismo quería que dijese. El fondo de la cuestión: no se van a limitar las viviendas de uso turístico porque es competencia de la Junta, quiere limitar hoteles y edificios de apartamentos. Si llega a ocurrir no tendrá efecto alguno sobre el mercado de alquiler porque para ejecutar esos proyectos hay que rehabilitar edificios enteros. El impacto sería en la rehabilitación del Casco, el empleo turístico y de la construcción en medio de una fenomenal crisis. Adelante Cádiz debería promover la construcción de viviendas para alquiler social, eso sí arreglaría el problema, no el camarada Visedo.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios