El palillero

José Joaquín León

Todo se ve

Es muy fácil acertar algunas profecías en Cádiz. Ésta era una de ellas, porque no hay ningún socialista gaditano de alcurnia, tipo Luis Pizarro o Daniel Vázquez o Rafael Barra, dispuesto a que le pase lo mismo que a Rafael Román; ni tampoco Bibiana Aído estaba por la labor de perder unas elecciones municipales, después de ser la primera y única ministra de Igualdad, para quedarse como María de la O. Así que Marta Meléndez era el futuro, ¿quién si no?

Para esta profecía no hacía falta ser Nostradamus, ni para otras tampoco. Yo mismo he acertado algunas. Escribí la pasada temporada, después del primer partido de Liga (Cádiz, 0; Salamanca, 1), cuando por aquí hablaban de pelear por el ascenso una vez asegurada la permanencia, que con ese equipo, esos jugadores y ese planteamiento se podía volver a Segunda B. Después pasó lo que pasó, que se vio la debilidad, y que para colmo en el mercado de invierno ficharon a dos mantas, porque no escarmentaron. La profecía de sufrir hasta el final estaba chupada de acertar.

Ahora la principal profecía gaditana es la del segundo puente, con su manifiesto y sus recortes. Unos dicen que estará terminado para el 2012 y otros que no. Unos dicen que lo inaugurará Zapatero y otros que tararí. Unos dicen que Pepe Blanco ya va por el 2014 y otros afirman que las palabras de Pepe Blanco les dan mucha confianza. Pero digan lo que digan, el puente será sometido al juicio final inexorable de los tiempos. O sea, que llegará un día que será 19 de marzo de 2012. Y ese día no será del siglo XXII, sino que faltan menos de 20 meses. Por lo tanto, decir, como decir, pueden decir lo que les apetezca. Pero al final todo se ve, y ya falta poco para que se vea.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios