Muere Jesús Quintero Cuando una chirigota del Carnaval de Cádiz se disfrazó del Loco de la Colina

La ciudad y los días

Carlos Colón

ccolon@grupojoly.com

A tientas sobre arenas movedizas

Vamos a tientas incluso en los terrenos que podrían considerarse mejor alumbrados por la ciencia

Dos y dos son cuatro se decía para reforzar una afirmación incontestable. Por desgracia, en los tiempos sanitarios y políticos que vivimos dos y dos no son cuatro. O lo que es lo mismo, las evidencias son frágiles y las noticias se contradicen. Ayer se podía leer de una parte que la Junta teme que la variante británica del coronavirus provoque un "repunte explosivo" de contagios a finales de marzo o principios de abril, de otra que acelerará la relajación de las restricciones en aquellas localidades con una incidencia acumulada inferior a los 500 y 1.000 contagios por 100.000 habitantes y de otra más que Andalucía vuelve a superar las 100 muertes diarias por Covid-19. También se podía leer que la OMS recomienda la vacuna de AstraZeneca para mayores de 65 años mientras en varios países, el nuestro entre ellos, sólo se destina a menores de 55, afirmándose desde el Sistema Nacional de Salud que "no cuenta actualmente con datos de utilización en las personas mayores de 55 años". Tenemos que asumir que pisamos arenas movedizas, no tierra firme de certezas; que andamos sin brújula bajo un cielo nublado que no siempre nos permite guiarnos por las estrellas; que vamos a tientas incluso en los terrenos que en principio podrían considerarse mejor alumbrados por la ciencia.

Más contradicciones. Como vivimos de lo que vivimos, el turismo masivo que tan graves problemas planteaba aquí como en tantas ciudades europeas antes de febrero de 2020 es ahora una meta deseable para rehacer la destrozada economía -la mayor caída de PIB desde la Guerra Civil- cuando la pandemia pase. La Junta y el Ayuntamiento preparan un plan no sólo para recuperar el turismo perdido, sino para incrementarlo con la vista puesta en finales de 2022 y una expectativa de que 2021 vea el inicio de la recuperación. Pero resulta que las grandes cadenas hoteleras dan por perdida la Semana Santa y en grave riesgo el verano. "Sólo la vacunación masiva abrirá el camino a la normalidad que deseamos" dijo Sánchez en su intervención ante el Consejo Ejecutivo de la Organización Mundial del Turismo. Pero esto sólo se logrará, en el mejor escenario posible, al final de verano -ya se ha desistido de lograrlo antes-, es decir, con la temporada alta perdida. Mientras, cada vez más voces sanitarias autorizadas avisan que, de seguir vacunándose a este ritmo, la inmunidad de rebaño se retrasará hasta 2022.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios