COAC 2023 Cuartos de final: ¿Quién canta hoy miércoles 8 en el Falla? Tercera sesión

Por si acaso

Pablo Gutiérrez-Alviz

pga@grupojoly.com

Todos al suelo

Numerosas entidades de crédito habían embaucado al personal con sofisticados y ruinosos productos financieros

El conflicto de las cláusulas suelo de los préstamos hipotecarios requiere un ejercicio de memoria para recordar el origen del problema. Todo se remonta al periodo económico comprendido entre 2001 y principios de 2008 en el que el tipo de referencia del Euribor a un año oscilaba muy poco (del 4,6 al 4,9% anual con puntuales excepciones). Entonces no se veía descabellado pactar un tipo de interés variable con un suelo. Al final, un mínimo del 5% anual era algo menos del Euribor de la época más un punto.

El problema surge cuando en 2009, con la crisis galopante, el citado índice de referencia desciende hasta el 1,2% y con tendencia bajista. De repente, el suelo del 5% (o del 3% mismo) se hace insufrible para una ciudadanía depauperada. Antes, numerosas entidades de crédito habían embaucado al personal con sofisticados y ruinosos productos financieros y luego, algunas (rescatadas con dinero público) volvieron a repetir la jugada con las famosas "preferentes".

El Tribunal Supremo en su sentencia de 9 de mayo de 2013 (con un Euribor anual al 0,5%), declara abusivas algunas cláusulas suelo para alcanzar una justicia material porque señala, de modo forzado, que la "abusividad" o desequilibrio para el consumidor puede apreciarse no solo respecto al momento de la firma del contrato sino también durante el desarrollo o ejecución del mismo. Es decir, si se observa (como es el caso) que la entidad acreedora al cabo del tiempo se aprovecha de una circunstancia sobrevenida (la bajada del tipo de referencia) en su exclusivo y torticero beneficio: "convierte el tipo nominalmente variable al alza y a la baja, en fijo variable exclusivamente al alza". El Alto Tribunal reconoce la licitud intrínseca de las cláusulas suelo, pero las anula por abusivas si no han superado los controles oportunos de transparencia previa y simultánea a la escritura.

Hace más de un mes el Tribunal Superior de la UE ha corregido al Tribunal Supremo declarando la retroactividad absoluta de la anterior sentencia, y la semana pasada el Gobierno ha tenido que aprobar un Decreto-Ley para intentar solucionar esta papeleta. Por último, la Audiencia Provincial de Sevilla califica como válidas algunas cláusulas suelo (no todas son iguales) porque han cumplido los requisitos de transparencia que exige la jurisprudencia reseñada.

- ¿Y qué hago con mi cláusula suelo?

--La semana que viene se lo digo.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios